El clima en Cipolletti

icon
35° Temp
16% Hum
LMCipolletti cosecha

Los golondrinas cumplen a buen ritmo con el raleo

El protocolo sanitario no afectó en demasía las tareas culturales previas a la cosecha, aunque los trabajadores tienen que cumplir largos trámites para viajar.

Gracias al trabajo de miles de obreros temporarios, conocidos como golondrinas, las labores de raleo en las chacras de la región se están desarrollando en condiciones y concluirán antes de las fiestas de fin de año. La mayor parte de los obreros retornará luego a sus provincias de origen en el norte de la Argentina y volverán luego a mediados de enero para levantar la cosecha de frutas de pepita.

Su esfuerzo también está siendo fundamental para cosechar las plantaciones de cereza, que no son numerosas en la región, aunque en casi todas las ciudades del Valle hay parcelas dedicadas a su producción. Se trata de un tipo de fruta que requiere mano de obra muy intensiva y bien preparada para que su manipulación no afecte al producto, de alta calidad.

El dirigente agrario y de los regantes Eduardo Artero destacó que, pese a algunos contratiempos iniciales, por los controles contra el coronavirus que hay en las distintas provincias, los operarios pudieron sumarse a tiempo a los requerimientos del raleo, que marcha en forma y se cumplirá de acuerdo a lo programado.

Por la pandemia, transitar desde lugares como Tucumán se tornó una empresa difícil, puesto que los colectivos que transportaban a los obreros tenían que someterse a los requerimientos y prevenciones de los distintos distritos federales. Artero precisó que en 25 de Mayo, La Pampa, obligaron a un ómnibus a permanecer un día en el lugar, pese a que los peones se habían hecho hisopados y pese al riesgo que implica mantener, en pandemia, a un grupo numeroso de personas a bordo de un rodado por más tiempo del que ya insume un largo viaje. “Pura burocracia”, enfatizó.

Así como llegaron, entre el viernes 18 y el domingo 20 los golondrinas regresarán a sus provincias para pasar las Fiestas con sus familias. Entre el 10 y el 15 de enero, volverán al Valle acompañados de muchos más trabajadores para la nueva cosecha, que está cada vez más cerca.

Buscan aliviar requisitos

La cantidad de obreros golondrina que llegarán al Alto Valle se incrementará notablemente entre el raleo y la cosecha de peras y manzanas. Algunos de los requisitos contemplados por la Provincia están en discusión, ya que los chacareros afirman que dificultan la contratación de mano de obra para la cosecha. En especial, se analiza el pedido para quitar la fecha límite del jueves 10 para la presentación de los contratos y la exigencia de dos años de antigüedad en el trabajo rural. Hubo reuniones entre la Federación y Fruticultura, aún sin resultado.

¿Qué te pareció esta noticia?

85.714285714286% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
14.285714285714% Me indigna

Dejá tu comentario