"Lo noté con entusiasmo y muy positivo"

Sosa habló sobre el encuentro que mantuvo con Botella, el DT de Cipo.

El jueves Duilio Botella tuvo una visita fugaz a Cipolletti. Previo al viaje a la ciudad, les pidió a los dirigentes albinegros reunirse con Matías Sosa. El nuevo técnico del Capataz tiene un especial interés en el talentoso jugador neuquino.

“Hablamos de fútbol, me contó que me conocía, que nos habíamos enfrentado cuando estaba en Alvarado y que quería sacar lo mejor de mí. Espero que el año que viene sea lo mejor para todos”, sostuvo Sosa.

Botella se reunió con el mediapunta en los vestuarios de La Visera de Cemento, después de sellar su vínculo con el Albinegro. “Me habían llamado los dirigentes la noche anterior y me habían dicho que Duilio había hablado muy bien de mí, con mucho interés, que quería reunirse conmigo para hablar un rato de fútbol”, contó.

Botella vio a Sosa cuando dirigía a Alvarado en el 2015, el primer ciclo del neuquino en el Capataz, con Ricardo Pancaldo como técnico, plantel que alcanzó los cuartos de final del Federal A.

A Sosa le dejó una buena impresión el nuevo entrenador. “Lo noté con entusiasmo y muy positivo y con muchas ganas de trabajar. Esperemos que le vaya todo bien y que nosotros también podamos ayudarle para que se sienta cómodo y que pueda hacer lo mejor por el bien del club”, manifestó el futbolista.

“Él me trajo a mí”

Sosa se mostró dolido por el desenlace que tuvo el 2017 y sobre todo por la desvinculación del Ruso Homann. “Es una sensación muy fea, porque estábamos peleando todos por lo mismo”, señaló.

“La verdad es que es una pena, él me trajo a mí, por eso siento tristeza por cómo se dio esta etapa, pero el fútbol es así. Espero que en lo que venga le vaya muy bien a él y a todo el cuerpo técnico”, destacó el futbolista.

En el inicio de la temporada, Homann insistió para que Sosa reforzara el plantel, que había mantenido la base del equipo que alcanzó las semifinales.

La desazón final

“El año se terminó mal, porque teníamos equipo para dar muchísimo más. Las cosas no se fueron dando y no se pudo lograr lo que se quería”, reconoció Sosa en su descanso hasta el 3 de enero, cuando el plantel retome la actividad para iniciar la pretemporada de cara a la Copa Argentina y la reválida.

“Ahora tenemos otra oportunidad y tenemos que volver y dar lo máximo en la pretemporada para arrancar bien el campeonato. Tenemos esta chance y hay que aprovecharla”, indicó con optimismo.

“El plantel que tenemos es algo bueno, da mayor tranquilidad. Tenemos grandísimos jugadores y esperemos que podamos demostrarlo y cambiar la mala racha. Ahora empieza todo de cero y hay que dar lo máximo. Estoy convencido de que vamos a cambiar este mal momento”, manifestó.

Respecto del primer cruce frente a Deportivo Roca, por Copa Argentina, para el futbolista albinegro es un desquite: “Eso va a ser lindo, vamos a tener la revancha pronto. Vamos a empezar a entrenar el 3 de enero, a enfocarnos para ganar lo que primero hay que ganar”.

“Hablamos de fútbol, me contó que me conocía, que nos habíamos enfrentado cuando estaba en Alvarado y que quería sacar lo mejor de mí”.“Es una sensación muy fea (la desvinculación de Homann), porque estábamos peleando todos por lo mismo”, afirmó Matías Sosa, jugador del Club Cipolletti

3/1 comienza la pretemporada de Cipo.

El plantel profesional del Albinegro iniciará el trabajo de preparación el 3 de enero. El primer rival será Deportivo Roca, por la Copa Argentina.

2 goles marcó Sosa en la primera fase.

El primer tanto de la temporada fue en el empate 1-1 frente a Ferro y el segundo, contra Independiente, también en un empate 1-1.

A Sansinena se le desmantela el plantel profesional

Hace tres semanas, Mariano McCoubrey, el 9 titular del Tripero, la figura a lo largo de estos últimos años en Federal C, B y A, dejó el club por decisión del técnico Carlos Mungo, tras un problema interno. Fue la primera partida en el primer rival de Cipolletti en la reválida.

Y esta semana se dio a conocer que otro emblema del club, Nicolás Ballestero, un ex Cipo, también se iba por decisión propia. No se sabe su destino, pero si probablemente siga jugando al fútbol será en el ámbito local y regional.

Otra baja que sin dudas es una de las más sensibles para la actualidad del equipo es la de Damián Luengo. El volante ex Alvarado fue uno de los puntos más altos en Sansinena y el refuerzo que mejor funcionó en la primera fase del certamen.

En tanto, el volante que llegó desde Gutierrez de Mendoza Leandro Valenti decidió alejarse del club por falta de minutos en el equipo. En las primeras fechas fue titular, luego pasó al banco de suplentes y las últimas fechas ni siquiera llegaba a estar entre los 18 convocados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario