Según informaron desde el área de Tránsito, se retuvieron siete autos, cinco porque el conductor circulaba con más alcohol en sangre del permitido. Por ese mismo motivo se labraron otras ocho actas, pero en estos casos no se procedió al secuestro del vehículo, mientras que se retuvieron nueve licencias de borrachos al volante.

La directora municipal de Tránsito, Mónica Ramos, contó que la graduación más alta fue de 2,22 gramos de alcohol en sangre. Destacó que este fin de semana los inspectores no sufrieron agresiones y los infractores aceptaron estar en falta.

“El jueves pasado un chico agredió con una cadena a un inspector por el secuestro de una moto, por lo cual tuvimos que realizar la denuncia correspondiente. Por suerte, el inspector tuvo lesiones menores”, sostuvo Ramos.

Todo filmado

A fin de mes o principios del que viene las motos de los inspectores de tránsito tendrán un sistema de cámaras móviles en las que quedarán registrados los operativos que se realicen.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario