El clima en Cipolletti

icon
Temp
76% Hum
LMCipolletti Noelia Marzol

La triste vida de pareja de Noelia Marzol: "No tenemos tiempo"

La reconocida vedette y bailarina contó que la vida de pareja con dos hijos pequeños no es para nada fácil.

Tener hijos, trabajar en horarios que no son los habituales y encontrar espacios para la intimidad, muchas veces, suele ser una misión imposible. Algo de esto está atravesando Noelia Marzol que, con dos hijos pequeños, se encuentra concentrada al máximo en las tareas maternales y trata de hacer malabares para tener un espacio a solas con su pareja, el futbolista Ramiro Arias.

En una íntima nota con la revista Pronto, la bailarina se abrió y contó de todo acerca de su nueva vida de casada y madre de dos pequeños.

Para comenzar, expresó: “Por lo general, a las 8 de la noche tratamos de que los nenes -Alfonsina y Donatello- ya estén los dos bañados y cambiados o que hayan comido y de 8 a 11 es el momento que tenemos más tranquilo para poder hablar”.

“No te digo intimar porque no nos da el cuerpo y eso es cada tanto y con muchas ganas de ponerle huevo a la situación. Sí podemos tener una charla tranquila de adultos y sin los dibujitos de fondo y los nenes gritando. Aparte los jueves y viernes estoy con las funciones de Sex y Rami arrancó una carrera en la facultad. Son muchas cosas, pero nosotros somos felices así”, agregó la protagonista de la obra teatral dirigida por José María Muscari, Sex.

Captura-de-Pantalla-2023-05-21-a-las-20.37.00-720x1078.png.webp
Noelia Marzol con su familia

Noelia Marzol con su familia

En la entrevista, la vedette fue clara al destacar que ambos se propusieron “no postergar proyectos personales” por el hecho de tener hijos, y confesó que le hace algo de ruido cuando una pareja manifiesta que dejó una determinada actividad por formar una familia.

“Todos tenemos diferentes realidades y puede pasar que no te quede otra, pero en nuestro caso priorizamos siempre tener nuestros tiempos y espacios más allá de que somos padres presentes”, sentenció al respecto en diálogo con Nicolás Peralta.

Dejá tu comentario