El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
13% Hum
LMCipolletti Mateo

La odisea para llegar a Buenos Aires de un nene que se quemó el 70% del cuerpo

Mateo, de 10 años, sufrió un accidente que casi le cuesta la vida en Ingeniero Huergo y, después de tres intentos, pudo llegar a destino para recuperarse.

Después de seis días de haberse quemado el 70% de su cuerpo, de dar positivo al coronavirus y tres intentos de viajes frustrados, Mateo, de 10 años, llegó al Hospital de Quemados de Buenos Aires. Una historia que se pudo realizar gracias a la intervención de la provincia de Neuquén.

Mateo el pasado lunes 20 de julio quedó a cargo de su papá en una chacra en el sector norte de la localidad rionegrina de Ingeniero Huergo junto a sus dos hermanitos. El padre tuvo que salir, los tres chicos quedaron solos y la estufa se apagó. En esas circunstancias, el pequeño cargó leña e intento encenderla con nafta, pero el combustible generó una explosión.

Cerca de las 15, el niño de 10 años fue trasladado al hospital de Villa Regina y, desde allí, al de Allen, donde funciona el área de Terapia Pediátrica del hospital de General Roca. Sin embargo, horas más tarde decidieron trasladarlo a Buenos Aires por la gravedad de sus heridas: el 70% de su cuerpo estaba quemado.

Mateo-Buenos-Aires-05.png

Pero, los problemas de gestión y logística aparecieron. El avión que llevaría el 21 de julio al niño junto con su mamá a Buenos Aires no pudo aterrizar en Roca por el estado de la pista y decidió hacerlo en Neuquén. En el traslado desde Allen, avisaron que la madre también había dado positivo al coronavirus y que la aeronave no estaba preparada para llevar a dos personas infectadas.

Mateo-Buenos-Aires-02.png

En consecuencia, el paciente volvió a la unidad de terapia y el avión regresó a Buenos Aires sin el niño. Luego se intentó una segunda derivación el 23 de julio, en donde la ambulancia llegó tres horas antes que el avión al aeropuerto (que se retrasó por cuestiones climáticas), y el paciente en esa espera se descompensó.

El personal neuquino decidió recibir y alojar en un hotel preparado y especial a los cuatro tripulantes: el piloto, copiloto, enfermera y médico. Tras pasar la noche, se programó lo que sería la tercer intento, pero también quedó trunco: el paciente seguía descompensado y la tripulación volvió a Buenos Aires.

Mateo-Buenos-Aires-04.png

Este domingo, siendo el tercer viaje y la cuarta derivación programada, Mateo logró llegar a destino. La coordinadora de la unidad coronavirus del ministerio de ciudadanía, Sabrina Gallo, lo confirmó a LMN: "Me llegó el mensaje desde Buenos Aires que estuvimos esperando ´Mateo llegó todo bien, sin descompensarse. Muchas Gracias!´". "Despegó de Neuquén a las 15:10 y llegó a las 17:09 al hospital de allá", detalló.

Embed

"Este trabajo fue posible con la coordinación de Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la coordinación de Federico Frank; y el contacto con el Jefe del servicio; con el ministerio de Salud de Rio Negro; médicos de guardia; la Policía de Neuquén; y la empresa que estaba encargada del traslado aéreo", agradeció Gallo y concluyó: "Así se demostró que el trabajo de equipo es la mejor forma para conseguir resultados satisfactorios. Mateo, luego de varios intentos, pudo ser trasladado con su padre para poder conseguir su recuperación".

Mateo-Buenos-Aires-03.png

¿Qué te pareció esta noticia?

66.666666666667% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
8.3333333333333% Me aburre
25% Me indigna

Dejá tu comentario