El clima en Cipolletti

icon
Temp
47% Hum
LMCipolletti

La Justicia desprocesó a uno de los imputados en el crimen

La Cámara consideró que no tenían fundamentos los cuestionamientos.

En cambio, confirmó la situación procesal del otro imputado. Los familiares de la víctima criticaron la determinación judicial.

La Cámara Primera en lo Criminal dispuso el desprocesamiento de una de las dos personas imputadas en el asesinato del joven David Oliva, hecho ocurrido el 29 de diciembre de 2008, en Cipolletti. Asimismo, rechazó la apelación presentada a favor del otro imputado, que de esta manera seguirá afectado a la causa.
La decisión fue fundamentada por los miembros del tribunal Daniel Drake y Jorge Raymundo Bosch. La Cámara está integrada también por el juez Álvaro Meynet.
El pronunciamiento causó una lógica conmoción en la ciudad y, en particular, en los familiares de la víctima, que cuestionaron la resolución.
En el fallo se establece el «declarar la nulidad parcial de la resolución» de la jueza María del Carmen García García, en la que se disponía el procesamiento del imputado conocido por sus siglas P. A. M. «como responsable del delito de homicidio agravado por el uso de un arma de fuego, en carácter de partícipe necesario».
Por el contrario, se declara desierto y así se desestima «el recurso de apelación» presentado por la defensora general Verónica Rodríguez contra la misma resolución de la magistrada, en la que se ordenó «el procesamiento de J. J. P. como autor del delito de homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego».
En relación con el imputado P. A. M., los camaristas recuerdan que la jueza circunscribió la actuación del imputado a la de «partícipe necesario» en el delito de homicidio agravado por el uso de armas, pero en tal determinación la magistrada «no explicitó cuáles fueron los hechos, actos u omisiones que habría efectuado M. como auxilio o cooperación para que su consorte pudiera dar muerte a David Antonio Oliva, ayuda o cooperación que según la letra del Art. 45 del C. P. debe ser de tal magnitud que sin las cuales el delito no habría podido cometerse».
Indican que «la sola circunstancia de mencionar que M. conducía la motocicleta desde la cual se efectuó el disparo mortal, aparece como absolutamente insuficiente para concluir que éste resultó ser cómplice necesario en el delito cometido por su consorte de causa, pues esa sola actividad, así expuesta en el ‘hecho’ podría admitir múltiples interpretaciones, hasta visualizarse como atípica, circunstancia que también fuera advertida por el fiscal de Cámara, Ricardo Maggi en su dictamen».
El camarista Meynet agregó que «mediando opiniones concordantes entre los señores en el entendimiento de que por esa vía se ha verificado una nulidad de orden general, insubsanable y declarable de oficio por afectar los principios del debido proceso y defensa en juicio», se debe decretar «y declarar la nulidad parcial de la resolución».
En otra resolución, los camaristas decidieron revocar la decisión de la magistrada en que había declarado la inconstitucionalidad del Artículo 68 del CPPRN.
En su parte resolutiva, se indica la necidad de «revocar la resolución de fs. 118/128 en tanto dispuso declarar la inconstitucionalidad del Art. 68 del CPPRN y admitir como parte querellante a Marcelino Juvenal Oliva, con la representación del Dr. Roberto Darío Berenguer.
El asesinato de David Oliva ocurrió el 29 de diciembre, en las inmediaciones de las calles Scalabrini Ortiz y Julio Caro, oportunidad en que el imputado P. A. M conducía una motocicleta marca Kawasaki, color verde con asiento violeta, acompañado por el otro imputado J. J. P. Éste, previo a una discusión con dos personas que se conducían en una motocicleta, habría empuñado una pistola calibre 22 y efectuado un disparo a David Oliva.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario