El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
50% Hum
LMCipolletti

La fiesta no paró ni por posible bomba

La organización de Siamo Fuori habría intentado impedir el ingreso a policías y bomberos alertados en forma telefónica y no evacuó el lugar.

"Ni bajaron la música", se quejó uno de los partícipes del procedimiento. No se halló ningún artefacto.

El organizador de una fiesta sorprendió a policías, bomberos y personal de Protección Civil al negarles el ingreso al predio de la celebración cuando lo notificaron de una amenaza de bomba. "Había casi 10 mil personas, que ni se enteraron, porque no sólo no evacuaron sino que ni bajaron la música", se quejó parte del personal afectado al operativo.
El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, cuando se desarrollaba la ya tradicional fiesta Siamo Fuori, en un predio ubicado en calle Julio Salto. Aproximadamente a las 4, por un alerta telefónico se montó un procedimiento protocolar para descartar la presencia de una bomba en el lugar en el que miles de personas celebraban fin de año.
Lo curioso fue la tajante negativa de la organización a colaborar con el personal. Fundamentalmente, según expresaron  las autoridades, se opusieron de plano a evacuar el lugar en forma preventiva hasta que concluyera la inspección.
La situación supone, al menos, una gran cuota de irresponsabilidad teniendo en cuenta la gran cantidad de personas que había en el lugar y los antecedentes que enlutaron la ciudad, o el hallazgo de una bomba en Tribunales el jueves.
Testigos afirmaron que hubo una extensa discusión entre los agentes de organismos estatales y el responsable de la fiesta tras la cual se habilitó el trabajo de los especialistas, pero con numerosas restricciones. La requisa no fue completa, porque sólo pudieron trabajar en una construcción ubicada en la parte posterior del parque, pero no en el espacio verde donde se desarrollaba el festejo.
Ante la negativa y las trabas a su labor, también resulta extraña la falta de rigurosidad para ejercer el poder de policía de los organismos estatales para obligar a los realizadores del evento a cumplir con el protocolo establecido para inspeccionar locaciones ante un alerta por explosivos.
 
Advertencia
Según trascendió ayer, la férrea postura del realizador de Siamo Fuori se habría flexibilizado luego de que la comitiva le advirtiese que si impedía el acceso de los profesionales recurrirían a la dirección de Comercio, para que suspendiese la fiesta hasta contar con certezas sobre la existencia, o no, de explosivos.
Tras los controles, la actividad recreativa continuó sin sobresaltos y la gran mayoría de los asistentes ni siquiera se percataron de la presencia del personal especializado de Bomberos.
Ahora, con el testimonio de los agentes que participaron la comuna deberá definir si sanciona a los organizadores o si, al menos, lo contempla como antecedente antes de otorgar futuras habilitacones.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario