El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
10% Hum

La encontró en la cama con su amigo y le dio una paliza

Su suegra y un cuñado se sumaron a la golpiza. El amante huyó desnudo.

Un vecino de Costa Norte descubrió a su mujer teniendo sexo con quien, hasta ese momento, era uno de sus mejores amigos. Primero intentó atrapar al amante, pero no lo logró. Por lo que decidió descargar su bronca contra su pareja, a quien le propinó una brutal paliza. Luego se enteraría de que estaba embarazada de dos semanas.

En el barrio se armó un gran revuelo, por lo que inmediatamente llegaron al lugar el hermano y la madre de la infiel, en principio para defenderla. Pero cuando conocieron el porqué de la agresión, se sumaron a la feroz golpiza.

Te puede interesar...


Todo había comenzado minutos antes, cuando el hombre, víctima de dos traiciones, recibió en su teléfono celular un mensaje que decía: "Tu mujer está en tu casa con otro tipo". Inmediatamente fue hasta su hogar, donde se encontró con una escena aún peor de la que imaginaba.

No sólo encontró a su pareja en plena faena sexual, sino que el "pata de lana" resultó ser su mejor amigo. El hombre, completamente humillado y embargado por la ira, emprendió primero contra el amante, quien salió corriendo sin tener tiempo siquiera de ponerse el calzoncillo, prenda que quedó en el piso, al lado de la cama, como prueba del delito.

Así fue que muchos vecinos del barrio ribereño de Cipolletti observaron cómo un hombre corría con sus genitales al aire hacia la costa, mientras otro lo seguía detrás con la clara intención de propinarle una paliza. Pero la persecución no tuvo éxito: nunca logró alcanzarlo y así fue que resolvió volver a casa.

Allí se encontró con su mujer, ahora a medio vestir, y la golpeó en reiteradas oportunidades. Luego se sumaron la madre y el hermano de la ella.

Intervención policial
Un vecino, alarmado por los ruidos, gritos, insultos y tras haber visto cómo un hombre acababa de pasar desnudo frente a su casa, llamó a la Policía.

A los pocos minutos arribó un patrullero y tres efectivos ingresaron al domicilio, donde estaban todos los protagonistas de la historia, a excepción -obviamente- del "pata de lana".

La mujer se encontraba en un notorio estado de nerviosismo y pedía que los policías se fueran de allí. En ese contexto, lanzó una piedra de gran peso contra la luneta del patrullero, que quedó completamente destruida.

El subcomisario de la Cuarta, Fabián Fernández, contó que la mujer se encontraba fuera de sí, por lo que se pidió rápidamente una ambulancia, que la trasladó al Hospital Pedro Moguillansky para recibir atención médica. Allí, cuando la revisaban y le hacían estudios se enteró de que tiene un incipiente embarazo de sólo dos semanas, el cual estuvo en riesgo por los golpes en la panza. La pareja, por su parte, negó tener conocimiento de que estaba esperando un hijo.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario