La despidieron sin razón y la empresa le tiene que pagar una suma millonaria

La mujer había ingresado a trabajar en la sede cipoleña de la obra social de Obreros Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén en el año 2013. Primero la suspendieron y después la echaron.

La obra social de Obreros Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén con sede en Cipolletti debe pagarle una suma millonaria a una ex empleada por suspenderla de sus tareas y, finalmente, despidarla sin justificación en septiembre de 2015.

Había ingresado a trabajar en 2013 y, trascurrido un tiempo, reclamó una recategorización porque estaba haciendo tareas que correspondían a una jerarquía mayor. Después de insistir recibió una sanción disciplinaria de suspensión por tres días en julio de 2015 y la imputador por no haber atendido a un afiliado, pero ella lo negó.

El 18 de septiembre de 2015 fue despedida sin causa, por lo que tomó la decisión de presentar una queja ante la Cámara Laboral de Cipolletti y pedir el cobro de una suma de dinero por diferentes razones como la diferencia salarial por categoría, las diferencias en la liquidación final y la indemnización por despido.

Luego de evaluar el caso, resolvieron dar lugar al reclamo y condenar a la obra social a pagarle una suma millonaria de dinero con intereses por los salarios descontados por días de suspensión, diferencias salariales, diferencias adeudadas en la liquidación final y el pago de indemnización por despido.

LEÉ MÁS

Ola masiva de despidos en Lucaioli y Saturno Hogar

Fuego cruzado en la Muni

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario