La despidieron sin razón y la empresa le tiene que pagar una suma millonaria

La mujer había ingresado a trabajar en la sede cipoleña de la obra social de Obreros Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén en el año 2013. Primero la suspendieron y después la echaron.

La obra social de Obreros Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén con sede en Cipolletti debe pagarle una suma millonaria a una ex empleada por suspenderla de sus tareas y, finalmente, despidarla sin justificación en septiembre de 2015.

Había ingresado a trabajar en 2013 y, trascurrido un tiempo, reclamó una recategorización porque estaba haciendo tareas que correspondían a una jerarquía mayor. Después de insistir recibió una sanción disciplinaria de suspensión por tres días en julio de 2015 y la imputador por no haber atendido a un afiliado, pero ella lo negó.

Te puede interesar...

El 18 de septiembre de 2015 fue despedida sin causa, por lo que tomó la decisión de presentar una queja ante la Cámara Laboral de Cipolletti y pedir el cobro de una suma de dinero por diferentes razones como la diferencia salarial por categoría, las diferencias en la liquidación final y la indemnización por despido.

Luego de evaluar el caso, resolvieron dar lugar al reclamo y condenar a la obra social a pagarle una suma millonaria de dinero con intereses por los salarios descontados por días de suspensión, diferencias salariales, diferencias adeudadas en la liquidación final y el pago de indemnización por despido.

LEÉ MÁS

Ola masiva de despidos en Lucaioli y Saturno Hogar

Fuego cruzado en la Muni

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario