La ciudad puede perder dos edificios históricos

Diente de Oro y el consultorio de Mengelle, en riesgo de desaparecer.

Dos edificios históricos de Cipolletti están en peligro de desaparecer total o parcialmente, con el consiguiente perjuicio para la memoria colectiva de la comunidad. Se trata de Diente de Oro, antiguo almacén de ramos generales de las primeras décadas del siglo XX, y de la vivienda y consultorio del doctor Augusto Mengelle. Ambos edificios comparten medianera.

Si de algo no es ejemplo la ciudad, es en materia de conservación del patrimonio histórico. Cada vez quedan menos huellas de las construcciones de antaño y las obras en marcha en muchos casos se hacen sobre casas viejas que desaparecen para siempre con su carga melancólica de otros tiempos.

Te puede interesar...

La temida demolición del antiguo inmueble de la familia Mengelle, ubicado en calle Villegas a pocos metros de Fernández Oro, podría afectar probablemente la estabilidad del muy deteriorado y aledaño Diente de Oro, que es de los más emblemáticos recuerdos de la primera mitad del siglo pasado en la ciudad.

Ocurre que del antiguo almacén prácticamente no queda en pie más que su fachada, ya que el interior se encuentra desde hace tiempo reducido a escombros. Y ni siquiera la fachada, que da a Villegas y Fernández Oro, está bien asegurada. El Ejecutivo municipal había quedado en efectuar trabajos para reasegurar su estructura y debía intervenir una comisión de conservación del patrimonio local. Por lo que se conoce, ni una ni otra iniciativa se cumplieron, por lo que el riesgo de que se dañe o derrumbe por algún movimiento de suelo en las cercanías se multiplica.

Ante los peligros existentes, el jueves pasado se aprobó en el Deliberante una comunicación al gobierno de Aníbal Tortoriello para que se atienda al destino de Diente de Oro y se evite su desmoronamiento definitivo. Al efecto, el texto, de autoría de Marisa Lazzaretti, abre la posibilidad de que una eventual construcción de un nuevo edificio en el inmueble mantenga la fachada. Esta alternativa es muy utilizada en el país y en el mundo cuando no es posible conservar íntegramente una construcción de muchos años.

Lamentablemente, el progreso de Cipolletti en los últimos años amenaza con hacer perder muchos testimonios históricos. Hay un listado del patrimonio local, pero ni el Diente de Oro ni la casa de Mengelle, que están incluidos, tienen garantizada la supervivencia.

Años atrás ya se había alertado sobre la eventual pérdida de ambos inmuebles. Ni siquiera la fachada de Diente de Oro está segura en la actualidad.

La conservación de la historia

Otra casa en problemas

Todo cuesta esfuerzo y dinero. Desde hace un tiempo, hay una asociación civil que está bregando por el debido mantenimiento de la Casa Peuser, ubicada en el campus de Ciencias de la Educación. Sin embargo, pasa el tiempo y las carencias de la Universidad Nacional del Comahue y la falta de un mayor compromiso de Municipio y Provincia demoran las soluciones de fondo.

No olvidarse del árbol

El longevo y enorme eucaliptus de Alem y Kennedy sigue resistiendo vientos y tempestades. Como parte del patrimonio local, cuando se haga en el sector la futura Municipalidad, es de esperar que se lo cuide y proteja.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario