García irá 15 años preso por asesinar a su hermana

El brutal homicidio de Juana Dora ocurrió en el barrio Pichi Nahuel.

Finalmente, la pena impuesta al cipoleño Juan García por el brutal asesinato de su hermana melliza fue de 15 años de cárcel efectiva. Ayer se conoció la sentencia elaborada por los jueces Julio Sueldo, Marcelo Gómez y Laura González Vitale.

El castigo se ubicó en un punto medio respecto de las pretensiones de la fiscalía y la defensa, que durante los alegatos requirieron 23 y 10 años, respectivamente. García había sido encontrado culpable de homicidio simple y el único agravante que se consideró fue la utilización de un arma de fuego.

Te puede interesar...

En un primer momento, la parte acusadora, encabezada por el fiscal Martín Pezzetta, tenía la pretensión de que García fuera acusado por femicidio y condenado a prisión perpetua. Sin embargo, los jueces consideraron que no había elementos suficientes que probaran ese tipo de delito y se limitaron a declararlo culpable por homicidio simple. En el caso de la defensa, a cargo de Juan Pablo Piombo, se buscó sembrar dudas sobre el estado de salud de García y se apoyó en los informes de peritos forenses y psiquiatras. Por otro lado, se planteó la posibilidad de que el hombre que vivía con su hermana haya actuado bajo un estado de emoción violenta.

De esta forma, quedó cerrado un proceso judicial que arrancó hace un poco más de un año en la vivienda de los García, donde se produjo el salvaje asesinato de Juana Dora, de 56 años. Una discusión más entre los hermanos, que convivían desde chicos, fue el disparador de una reacción inesperada de Juan García, quien empezó a golpear a puñetazos a su hermana y luego, con un cuchillo de la cocina, le asestó una decena de puñaladas. La mujer buscó escapar a pesar de las heridas pero su hermano, fuera de sí, tomó una escopeta calibre 16 y le descerrajó un disparo en el rostro.

En los próximos días, la defensa deberá confirmar si avanza con la impugnación de la sentencia; si no lo hace, García empezará a cumplir la pena impuesta.

Un hogar roto y denuncias

La víctima, Juana Dora García, compartía con su hermano mellizo una vivienda en el barrio Pichi Nahuel, en calle O’Higgins al 900. De acuerdo con la investigación encabezada por el Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, la relación entre los hermanos empeoró a partir del 2011, con la muerte del padre.

Había discusiones permanentes y en el último tiempo, la mujer había recurrido a la Policía provincial y a la Justicia para denunciar situaciones de violencia. Sin embargo, los funcionarios intervinientes no detectaron una situación de riesgo ni advirtieron que acabaría de la peor forma, con el crimen de Juana.

Durante el juicio, el acusado pidió hablar y llevó a cabo un extenso descargo, asegurando que era hostigado de forma permanente por su hermana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario