El clima en Cipolletti

icon
Temp
62% Hum
LMCipolletti

El público aprovechó la oportunidad para comprar

Las promociones de artículos fueron el imán durante un día de venta que pareció haber sido a full.

Las ofertas que promovieron ambos supermercados convocaron una gran asistencia de público.
 
Una multitud circuló ayer por las instalaciones que ocupan Changomás y Súper Vea. El primero atrajo la curiosidad, colmando su local con la presencia de deseosos consumidores ávidos por conocer la nueva propuesta que abrió sus puertas a las 8. El segundo, con cuatro años de existencia no se quedó atrás y vio también vaciarse sus góndolas gracias a los compradores que se sintieron atraídos por la celebración del aniversario.
En ambos se vivió una situación similar. Los carritos no pararon de llenarse y las personas circulaban entre las estanterías verificando precios y haciendo cuentas para tratar que el dinero rinda un poco más. Buscando también sacar la mejor ventaja de la libre competencia.
En el caso de Changomás, además, había un aditamento. Como flamante lugar, también estrenaba puestos de trabajos donde sus “asociados” (así denominan a los empleados en la empresa), se movían diligentemente tratando de conquistar al público, entre los que había quienes celebraban la creación de nuevas fuentes laborales.
También se pudo escuchar la esperanza de que el nuevo mercado se afiance en la ciudad y contrate más personas.
Un dato que se registró en Changomás fue que por el entusiasmo de conocer, recorrer y comprar, muchos olvidaron sus bolsas de compra. Esperanzados en poder alzarse con la cantidad necesaria de las famosas “camisetas”, es decir las bolsas para cargar sus compras se encontraron que sólo entregaban dos, tal cual la ordenanza.
Ese hecho fue señalado como positivo por algunas consumidoras, quienes indicaron que la empresa “respetaba a la ciudad de esa manera, y que los compradores tenían que empezar a acostumbrarse a llevar la bolsa consigo”.
En el Súper Vea -donde su responsable extrañamente no permitió que se tomaran ayer fotografías- también se vio a gente con carros llenos y algunos empleados no ocultaron su sorpresa ante la cantidad de público que asistió, vaciando en algunos casos las estanterías, y haciendo trabajar más rápido a los repositores.
Lo cierto es que por parte de los consumidores, la intención de compra se vio satisfecha en ambos casos.
Ya sea por precio, por atención, por calidad, cada uno encontró lo que buscaba. Y se fue agradecido por saber que tiene más opciones que le servirán para que los ingresos mensuales permitan por ahí darse  “un gustito más”.
En esa misma línea: “la búsqueda de la satisfacción”, se registraron ciertas conductas que también hablan del comportamiento del consumidor. Sucedió que algunos fueron a uno y otro lugar. De esa manera, lograron conseguir lo que buscaban dentro de los márgenes económicos que poseían. En ese marco, lograron sacarle el mayor provecho a las ofertas que encontraron en los supermercados.

Dejá tu comentario