El parricida de Costa Sur fue declarado culpable

Al chapista Víctor Ibáñez también se lo responsabilizó por abuso.

Como se podía prever, el tribunal cipoleño integrado por Alejandra Berenguer, Florencia Caruso y Álvaro Meynet declaró culpable a Víctor Ibáñez Sepúlveda del crimen de su papá. También le atribuyeron el abuso de la pareja de la persona fallecida. De esta forma, quedó cerrado el juicio oral y en las próximas semanas se definirá la pena de prisión.

Ante la declaración unánime de los jueces de juicio, el condenado, de 36 años, está muy cerca de recibir la máxima pena de prisión: perpetua. La defensa oficial, a cargo de Silvana Ayenao, buscó generar interrogantes en relación con el hecho sucedido en una vivienda del barrio Costa Sur y planteó, durante los alegatos, la existencia de una disputa entre padre e hijo. Sin embargo, el tribunal consideró que había elementos suficientes para declararlo culpable a Ibáñez.

Desde la fiscalía, responsabilidad de Martín Pezzetta, se resaltó el aporte decisivo de la pareja de Pío Ibáñez, quien quiso evitar el brutal ataque pero poco pudo hacer y, además de ser amenazada, fue abusada.

Los jueces calificaron como “contundente” el relato de la mujer y enfatizaron que la defensa del acusado no fundamentó el motivo por el cual la mujer podría haber inventado su versión respecto del abuso o la forma y el motivo por el cual habría podido montar el violento escenario hallado en la vivienda por personal policial que trabajó en el lugar.

Justamente, la versión ofrecida por la testigo principal fue corroborada con el aporte de los agentes que llegaron en primer término a la casa donde Ibáñez fue asesinado.

Ante la declaración de responsabilidad, los representantes del Ministerio Público Fiscal anticiparon que reclamarán el castigo de prisión perpetua. En cuanto a la defensa, buscará atenuantes que eviten la imposición de la pena máxima a su representado.

El chapista Ibáñez Sepúlveda permanece detenido desde el día del hecho, el 18 de septiembre de 2017.

2 hechos se le atribuyeron al condenado Víctor Ibáñez.

El brutal crimen de Pío Ibáñez, de 58 años, ocurrió durante los festejos de la independencia chilena. Todos los años se reunían en su casa y comían y bebían en abundancia.

Una resolución muy rápida

Debido a que el asesino reconoció su culpabilidad, el proceso judicial fue bastante rápido y se encuentra muy cerca de su clausura. La semana que viene, posiblemente, se conozca la fecha de la audiencia de imposición de pena. A Víctor Ibáñez Sepúlveda se lo declaró culpable de dos delitos: homicidio agravado por el vínculo y abuso sexual. Esta doble acusación contempla un único castigo.

Sobre los motivos del crimen, no hubo precisiones y sólo se indicó que el asesino había caído en distintas adicciones.

LEÉ MÁS

El parricida de Costa Sur continuará detenido

El parricida será acusado por otro delito aberrante

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario