El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
34% Hum

"Él no se hace cargo de nada, le echa la culpa al sistema"

La madre de Micaela Ortega se reunió con el polémico juez Juan Chirinos.

Al igual que el padre de Otoño Uriarte, Mónica Cid utilizó la Carta de derecho de los Ciudadanos de la Patagonia Argentina ante la Justicia y pidió entrevistarse con el juez que decidió liberar a Jhonatan Luna, quien asesinó a su hija Micaela. Lamentablemente, Roberto Uriarte no obtuvo respuestas concretas de la Justicia y el crimen de su hija quedó impune. Algo parecido sucedió ayer con Mónica, quien se retiró con las manos vacías y ningún “mea culpa” del juez de Ejecución Juan Pablo Chirinos.

“Él no se hace cargo, le echa la culpa a los psicólogos, al penal”, expresó Rosa Castro luego de abandonar el despacho del funcionario judicial roquense. La vecina cipoleña tuvo la posibilidad de acompañar a Cid, junto a la concejal bahiense Miriam Iantosca.

Te puede interesar...

Más allá de que el autor confeso permanece preso a la espera del juicio oral, Cid no se cansa de solicitar justicia y quiere que todos los responsables del brutal asesinato de su pequeña hija de 12 años paguen sus culpas. En lo que se refiere a Chirinos, jugó un papel fundamental en la historia del aberrante hecho debido a que fue el funcionario que firmó la libertad de Luna cuando se encontraba preso en el Establecimiento de Ejecución Penal 2 de General Roca. Castro indicó que el juez les aseguró que “a él lo mandan que tiene que liberarlo” y que en el informe psicológico “estaba bien catalogado para salir”.

Según lo informado por el Poder Judicial, Chirinos exhibió a Cid “las constancias, informes psicológicos favorables, cómputos y calificaciones del interno Luna, que surgen del legajo, así como las actas de las audiencias previas al otorgamiento del beneficio y las constancias de expresa conformidad brindadas oportunamente por la Fiscalía y el Servicio Penitenciario Provincial, sin cuyo aval no habrían podido concederse las salidas transitorias”.

Cid llevó una foto de su hija y, sorprendida, vio cómo el juez le mostró las imágenes de sus hijos. “Yo también tengo hijos”, le señaló y, ella, sin consuelo, le respondió: “Pero ellos están vivos y Micaela no”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario