El clima en Cipolletti

icon
Temp
86% Hum
LMCipolletti bebé

El hospital de Cipolletti les respondió que tiró a la basura el cuerpo de su bebé

La Justicia les informó la respuesta oficial del hospital a los padres de Benicio, el bebé de 5 meses que nació muerto tras un aborto espontáneo. Ellos pedían el cuerpo para poder sepultarlo.

Luego de diez meses de incertidumbre, de no saber qué pasó con su bebé ni dónde se encontraba su cuerpo, la familia de Benicio logró que el hospital de Cipolletti les otorgara una respuesta oficial sobre lo ocurrido por medio de la Justicia. "Fue desechado", les dijeron.

La pesadilla de Yazmin Fernanda Betanzo de 28 años y Matías Rivera de 27 comenzó en septiembre del 2021 cuando la joven mamá transitaba un embarazo de 21 semanas de gestación. Hasta ese momento iba todo normal. No era su primer bebé: tienen dos mellizos de nueve años y un niño de siete.

Te puede interesar...

Pero esta vez todo iba a ser diferente, una verdadera pesadilla.

Según contaron a LM Cipolletti, a mediados de septiembre del año pasado Yazmin comenzó con contracciones tempranas y concurrió al hospital de Fernández Oro para un control. Allí la revisaron y le aseguraron que su bebé estaba vivo. Hasta escuchó los latidos de su corazón.

La médica pidió su traslado al hospital de Cipolletti y allí tuvo un aborto espontáneo: el bebé nació muerto.

Sus progenitores no entendían qué ocurrió ni les brindaban información. Sólo les dijeron que no podían hacer nada por su bebé y que no quedaba más que inyectarle una medicación para expulsarlo del cuerpo, lo que finalmente ocurrió.

Fue tanta la incertidumbre que acudieron a la Justicia para pedir explicaciones entendiendo que no hicieron todo lo que se podía para salvarlo y argumentaron que existió mala praxis. Como si fuera poco, tampoco les habían entregado el cuerpo del bebé fallecido.

bebe muerto en el hospital.jpg
Yazmin Fernanda Betanzo y Matías Rivera

Yazmin Fernanda Betanzo y Matías Rivera

En varios meses de investigación la Justicia determinó que no hubo mala praxis; el cuerpo médico forense certificó que la atención del personal del hospital fue la correcta y la causa fue archivada. El bebé había muerto por un aborto espontáneo.

Tras la resolución judicial desfavorable, los padres pedían respuestas sobre qué hicieron con el cuerpo, y recién luego de diez meses lograron una respuesta oficial por parte del hospital.

"El feto de la paciente Betazo de 20- 21 semanas de edad gestacional, no fue solicitado para su retiro, ni tampoco había criterio médico de solicitud de estudios anatomía patológica, estudio que tampoco fue solicitado por la progenitora ni el progenitor, por lo que fue desechado", explicaron desde el hospital cipoleño a la consulta vía a través del Ministerio Público Fiscal.

Luego, en el expediente, expresan los protocolos que se siguen en caso de fetos que nacen sin vida según las edades gestacionales.

Tanto Yasmin como Matías aseguran que en varias oportunidades solicitaron la entrega del cuerpo e incluso pidieron saber qué habían hecho, pero desde el hospital no recibieron información al respecto.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario