El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
34% Hum
LMCipolletti Lanata

El fuerte debate de Lanata y una periodista de TN por su comentario misógino

El conductor manifestó que él puede opinar libremente, mientras la editora de género del canal le aseguraba que el haber puesto el foco en el cuerpo de Purita Díaz había desviado el eje del debate de la vacunación VIP.

Jorge Lanata, el periodista que horas atrás había quedado en el ojo de la tormenta por un comentario misógino en medio del escándalo por la vacunación de la joven de 18 años Stefania Desirée Purita Díaz (la becaria de Jorge Ferraresi, ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat,), protagonizó un fuerte debate con la editora de género de TN, Marina Abiuso, el cual terminó con él muy fastidiado.

Si bien el conductor ya había pedido disculpas en la radio, también buscó hacerlo en la televisión, y lo hizo con su columna, la cual titulo “El culito, las vacunas y la muerte” (en el graf se leía “Purita, las vacunas y la muerte”). En este sentido, Lanata señaló que su comentario, el cual él considero como “un mal chiste o un comentario políticamente incorrecto”, había eclipsado el hecho de que una joven, sin enfermedades prexistentes se había vacunado contra el COVID-19, antes que una persona de riesgo.

Te puede interesar...

De esta forma, el periodista deslizó que él es libre de pensar y que el debate arrancó en las redes sociales -lo que el no considera como opinión pública en si, sino una parte de la misma- y que “medios K” lo maximizaron para desviar el foco.

Embed

“Yo hice un mal chiste, políticamente incorrecto pero nunca fue una expresión de admiración. No es una cuestión de admiración porque no me gusta ese tipo de mujer… es más culito se le dice al de los bebés”, señaló y luego agregó: “En estos tiempos, lo que yo hice no queda nada bien pero saben que, no me importa. ¿Saben quién soy? Miren, yo hice mi carrera de forma políticamente incorrecta, no voy a cambiar a los 60 años”.

“La polémica se dio en las redes y las redes son una parte de la opinión pública, no son la opinión pública y mucho menos el pueblo”, continuó y luego se siguió justificando: “No me prohíban lo que tengo que decir. Que alguien me diga que es lo que está dentro o fuera de época, me encantaría saber quién determina eso. Puedo opinar sobre el universo pero no puedo opinar sobre un culo ajeno. Las mujeres en charlas privadas opinan sobre los culos de los hombres. Los hombres somos más torpes porque hablamos de los culos de las mujeres en público. Y el hombre lo ve por una cuestión de reproducción, de decir que una mujer más caderona puede dar hijos más fuerza. En el caso de las mujeres no sé porque es. Pero todo este escándalo fue impulsado por medios K”.

En ese momento hizo su aparición Marina Abiuso – editora de genero de TN- y, de alguna forma, lo cruzó. En este sentido, manifestó que lo que había desviado el foco del análisis fue su comentario. “Hay que darse cuenta del peso de las palabras… Esos chiste generan otro tipo de reflexiones y mi rol como editora de género es señalar, poner el foco y ver si esa es la reflexión que podemos generar… A mí me parece que el cuerpo de esta mujer no era tema de debate, y estaríamos teniendo la misma conversación siendo otra fisonomía, otro aspecto o un varón. En privado las mujeres hablamos de los culos de mujeres y de hombres, pero no lo hacemos en televisión y tiene que ver con el terreno de lo que a uno de lo erotiza. Yo puedo decir que un acusado tiene un lindo culo, pero no viene al caso”, arrancó la periodista.

Lanata-2.jpg

Ante algunos cuestionamientos de Lanata, Abiuso añadió: “Los comentarios sobre los cuerpos de las mujeres no tienen el mismo efecto en la espera publica en comparación que con los varones de los varones… Acá hay una persona que tiene que dar muchísimas respuestas, pero no tiene nada que ver con su culo. Acá conviven distintas generaciones y este debate, que parece tan obvio, es donde nos tenemos que encontrar”.

Fue allí que Jorge le respondió: “Yo fui el gordo Lanata durante años y eso no me impidió ser lo que soy… ahora sinceramente, si yo puedo opinar sobre el mercado europeo, sobre Namibia o sobre una obra de arte, porque no puedo opinar sobre el cuerpo de una mujer, un hombre o un trans”.

“La decisión de que exista una editora de género es empezar a generar este debate, estoy segura que en un tiempo vamos a tener más coincidencias”, intentó acotar la conductora, pero Lanata no dio el brazo a torcer.

“Yo puedo estar equivocado, pero no puedo dejar de reivindicar mi derecho de pensar en libertad. Yo no quiero que me obliguen a pensar de determinada manera. Nadie tiene un COPYRAINT de la verdad… No quiero que me manejen la cabeza, bastante tiene mi cabeza conmigo mismo, entonces quiero poder pensar en libertad. Yo expreso lo que siento, acá no me están diciendo nada, no hay nada escrito. Déjenme pensar tranquilo”, finalizó.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
71.428571428571% Me gusta
0% Me da igual
14.285714285714% Me aburre
14.285714285714% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario