Desvalijaron un kiosco y los atraparon borrachos

Se movilizaban en un vehículo que fue interceptado por la Policía.

Una banda delictiva desvalijó un kiosco en el barrio Piedrabuena pero minutos después, en un control de rutina, fueron apresados. De acuerdo con lo informado por la Policía, se encontraban totalmente borrachos.

El hecho tuvo lugar en un local ubicado en la esquina de las calles Naciones Unidas y Venezuela, cuando dos hombres con parte del rostro cubierto amenazaron a la dueña y le exigieron la entrega del dinero en efectivo que había en la caja registradora. Los delincuentes consiguieron apropiarse de una suma cercana a los 1500 pesos y tras apuntar con un arma de fuego a la víctima se dieron a la fuga.

El atraco fue muy rápido y la kiosquera no pudo ver con nitidez a los autores, debido a que cubrían parte de sus rostro con un cuellito. Se presume que los dos asaltantes que entraron al kiosco contaron con el apoyo de una o más personas, que los esperaban en un vehículo.

Ante la denuncia por el asalto, hubo un gran despliegue de efectivos de la Comisaría 24 y en ese marco, sobre calle La Esmeralda interceptaron a un grupo de sospechosos que se movilizaban en un auto Volkswagen Gol color rojo. Los agentes, a la hora de identificarlos, comprobaron que se encontraban en estado de ebriedad y enseguida dispusieron la realización de un test de alcoholemia. Como lo presumían, los cuatro ocupantes estaban muy borrachos y, por ejemplo, el conductor presentaba 2,6 gramos de alcohol en sangre.

Los sospechosos fueron detenidos y ayer en horas de la tarde se avanzaba con la verificación de sus antecedentes. “Estamos investigando si tienen antecedentes y si son los autores del hecho”, precisó a LM Cipolletti, el responsable de la Unidad 24, comisario Miguel Ángel Relmo.

Asimismo, el vehículo en que se movilizaban fue secuestrado para establecer su origen y si sus ocupantes tenían la documentación en regla. Algunos testigos mencionaron que el auto era el mismo que fue visto cerca del kiosco.

--> Una jurisdicción con exigencias

La jurisdicción de la Comisaría 24 de Cipolletti es bastante amplia y exige un despliegue importante de los patrulleros en puntos estratégicos para realizar la necesaria tarea preventiva.

De igual modo, cada tanto, se disponen operativos especiales desde la Regional Quinta de la Policía provincial para reforzar el trabajo diario. También son habituales los controles conjuntos con inspectores del área Tránsito del municipio local.

Una de las mayores preocupaciones son los motochorros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario