El clima en Cipolletti

icon
Temp
84% Hum

Descuartizaron a un caballo

Cuatreros intentaban ingresar la carne equina en el comercio ilegal.

Un patrullaje de rutina por las rutas de la región terminó con el inesperado hallazgo de un caballo despedazado en el interior de una camioneta robada que iba a ser comercializado en la clandestinidad. El macabro hallazgo se produjo en la Ruta 151, a la altura de Barda del Medio. La carga, en tanto, tenía como destino el Alto Valle.

Los asesinos del equino se tomaron el trabajo de ocultar hasta la cabeza del animal en el motor del rodado, pero no se cuidaron de llevar todos los elementos de seguridad, y algo tan simple como la falta de luces traseras levantó la perdiz de la Policía.

Te puede interesar...

Durante el control que desplegaban los efectivos cerca de las 21:30 del sábado, detectaron que la camioneta Ford F-100 circulaba sin la caja de carga y sin luces traseras. A bordo de un patrullero, le hicieron señas y colocaron las balizas para que el sospechoso rodado frenara y se tirara a la banquina. Sin embargo, el conductor hizo caso omiso, aceleró y huyó raudamente por esa ruta.

Cabeza: Lo último que se encontró del caballo fue su cabeza. Estaba escondida en el motor de la camioneta.

Entonces, el móvil comenzó a perseguirlo, en una vertiginosa carrera que se extendió a lo largo de 7 kilómetros y duró más de media hora, por campo traviesa. Es que antes de llegar al destacamento, los dos hombres que circulaban en la camioneta se salieron de la ruta y tomaron por un camino de ripio conocido como Perilago.

Favorecidos por la oscuridad de la noche, la lluvia persistente y una camioneta preparaba para abrirse paso entre el barro, los dos cuatreros se perdieron de vista. Al verse acorralados por la Policía, abandonaron la camioneta y huyeron corriendo. Cuando el personal alcanzó el rodado, éstos ya no estaban pero detrás de los asientos observaron una gran cantidad de carne.

De inmediato, los cuatro efectivos de Barda del Medio y Cinco Saltos que participaron en el operativo llamaron al Juzgado de Instrucción 2 de Cipolletti y a la Fiscalía de turno y luego secuestraron el vehículo.

El subcomisario Miguel Elifonso, jefe de Tránsito en la zona del Alto Valle Norte, informó que al revisar el vehículo, encontraron las partes del animal faenado. Para ser más precisos: dos costillares, dos cuartos, dos paletas, el cogote y espinazo. Faltaba la cabeza, pero minutos más tarde la encontraron en el motor. Después se dieron cuenta que el rodado tenía pedido de secuestro por robo.

Ahora, investigan dónde, cuándo, cómo y a quién le fue sustraída la camioneta; mientras que ayer levantaban posibles rastros para dar con los responsables del crimen del caballo, que por sus características, era un potrillo de no más de dos años.

“Este fue un golpe de cuatreros y el destino de las partes del animal era su comercio ilegal”, concluyó Elifonso.

Aparece supuesto dueño del animal

Después del macabro hallazgo, apareció un campesino de Sargento Vidal a quien durante el fin de semana cuatreros le habían robado un caballo. “Sólo encontró el cuero, las patas y las vísceras del animal”, añadió el subcomisario Miguel Elifonso. Como la cabeza del equino descuartizado conservaba su pelaje, iban a ver si éste se correspondía con el cuero hallado en el campo del campesino. Ayer se esperaban los resultados de las inspecciones realizadas en el lugar por la Policía.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario