Denuncian varias tandas de despidos en el Municipio

Sitramuci sostiene que en total echaron a unos 40 empleados.

Desde las fiestas de fin de año hasta la fecha han sido despedidos unos 40 trabajadores municipales, sin que tuvieran la posibilidad de defenderse como corresponde. A su vez, a lo largo de 2017 hasta ahora se han incorporado más de 150 empleados nuevos, según se denuncia, por responder políticamente a las expectativas del gobierno de turno.

Así lo hizo público el gremio Sitramuci, cuya conducción está muy preocupada por los acontecimientos y no descarta acciones de protesta para los próximos días.

También manifestó su inquietud por la desvinculación de personal la concejal María Eugenia Villarroel Sánchez, quien no descartó la presentación de pedidos de informe por lo que está ocurriendo.

20 casos sumaría la última tanda de despidos. En Sitramuci hay constantes pedidos de ayuda de parte de empleados desafectados. Consideran que el Ejecutivo local eligió echar empleados por grupos cada cierta cantidad de semanas.

Pese a las afirmaciones del intendente Aníbal Tortoriello de que no habría despidos, por lo menos de carácter masivo, en Sitramuci tienen identificadas tres tandas de cesantías: la primera, alrededor de Navidas y Año Nuevo; la segunda, a mediados de enero; y la última, en los últimos días. Según el titular del gremio, Omar Meza, hay despedidos con hasta 12 años de antigüedad y otros también con un largo tiempo en relación laboral con el Municipio. “A varios compañeros los echaron de palabra, pero después alguien les avisó que eso es ilegal y empezaron a mandar telegramas”, enfatizó.

“No puede ser que les quiten el pan a trabajadores sin una explicación ni posibilidad de defenderse si han tenido algún cuestionamiento”, manifestó, y dijo que dependerá de los propios empleados la determinación de los pasos a seguir.

Indicó que lo más llamativo es que Tortoriello igualmente ha engrosado la cantidad de personal con una creciente cantidad de incorporaciones, las cuales tendrían una explicación política más que meramente laboral.

Por su parte, Villarroel Sánchez mencionó despidos en las áreas sociales y criticó que una profesional del sector, con años de trayectoria, haya sido removida de una coordinación que detentaba.

A CUMPLIR

No a los familiares de los políticos

La concejal María Eugenia Villarroel Sánchez impulsará también iniciativas para que la actual administración municipal termine con la irregularidad de incorporar a familiares en distintos puestos de trabajo de la comuna. Sostuvo que hay varios casos de “amigos y entenados” que no deberían darse, en lo que constituye una práctica de nepotismo. Además, dijo que en la gestión deben terminarse los casos de funcionarios con una amplia labor paralela en el sector privado, lo que a su juicio no debería permitirse.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario