De Cipolletti hasta el Panamericano de maxibásquet

Williams y las hermanas Cenzual lograron el noveno lugar en la categoría más de 50 años.

Las basquetbolistas Karen Williams y las hermanas Rut y Deborah Cenzual integraron la delegación nacional que disputó el Campeonato Panamericano de maxibásquet en Natal, Brasil. Las jugadoras de la Escuela Municipal de Cipolletti y de La Legión alcanzaron el noveno lugar en la categoría +50 años.

La ciudad natalense recibió a cientos de deportistas del continente con categorías de +30 a +75 y en la división +50, Argentina estuvo representada por seis equipos. El título quedó en manos albicelestes.

Te puede interesar...

Williams y las hermanas Cenzual integraron el combinado Argentina Buenos Aires, que cayó ante un equipo coterráneo en el debut, por 42 a 37, en el segundo encuentro vencieron a Perú 50 a 40 y cerraron la fase regular, con una caída por 60 a 46 ante México.

En la segunda etapa jugaron en la zona por el noveno al duodécimo lugar. Primero derrotaron 36 a 34 a otro representativo nacional y, en la final, vencieron 39 a 37 a Ecuador. El título fue para uno de los seis equipos argentinos, que le ganó a Brasil, 69 a 51.

Del Alto Valle

“Fue una experiencia maravillosa, de esas que van a quedar guardadas para siempre entre los momentos más lindos que viví”, expresó Williams, antes de iniciar el viaje de retorno a Cipolletti. Karen, junto a Deborah, integran el equipo Municipal Femenino que juega el certamen Asociativo del Alto Valle y el equipo maxi del Club Cipolletti, denominado La Legión, en el que participa Rut.

“Llevar la bastonada celeste y blanca, en este Panamericano de maxibásquet, en mi primera experiencia internacional y es algo invaluable. Sólo siento agradecimiento a todo lo que lo posibilitó”, destacó Rut Cenzual.

Sensaciones similares expresó Deborah, quien además indicó que jugar junto a su hermana le dio un valor agregado al desafío. “Fue una experiencia sublime. Doy gracias a la vida que me da la oportunidad a esta altura de mi vida de concretar este sueño, jugar un torneo Panamericano, diez días de básquet y confraternidad. Es un plus haberlo compartido con mi hermana y con Karen, una amiga. Agradecida a todos los que me alentaron a realizarlo, en especial a mi familia y a mi papá que siempre me alentó a jugar y disfrutar de este deporte”, manifestó la jugadora interna.

Y en su retorno tienen un nuevo desafío en el certamen que organiza Choele Choel, el próximo fin de semana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario