"De chico era de Boca pero sueño con entrar en la historia con Tigre"

El defensor cipoleño, Néstor Moiraghi, habla de la definición de la Copa de la Superliga, de las claves del Matador, de su increíble carrera y no descarta dirigir a Cipo en un futuro como técnico.

POR FABRICIO ABATTE - abattef@lmneuquen.com.ar

"El actual está ente los tres momentos más lindos de mi carrera. En Defensor Sporting y Lanús fui campeón. En Newell’s y Olimpo también viví hermosas experiencias”, cuenta vía telefónica Néstor Moiraghi, el cipoleño que jugará la final de la Copa de la Superliga con Tigre.

A los 34 años y luego de un gran recorrido en la elite, este gladiador que en perfil bajo y sin la prensa de otros mantiene su nivel, admite: “Sueño con el título y entrar en la historia de Tigre”.

Te puede interesar...

“Vengo de un desgarro, trabajando hace unos días, tratando de ponerme bien para poder llegar a la final en Córdoba del domingo. Mi último partido fue la revancha contra Racing por los cuartos de final”, explica quien a los 14 años dejó el Alto Valle y no paro de crecer en el fútbol grande. Anduvo por todos lados detrás de la pelota y vivió en otros cuatros país (Uruguay, Venezuela, Albania y Colombia).

Con Tigre se da un hecho inédito. Descendido y a la vez finalista de la Copa de la Superliga. “Luchamos mucho para llegar acá y sería lo más lindo coronarlo con el título. Estamos disfrutando lo último que nos queda en Primera. Lo mejor sería irnos con un campeonato”, resume las sensaciones encontradas este futuro entrenador.

Acerca de la sorprendente transformación del “equipo del momento” a partir de la llegada de Gorosito, considera: “Pipo tiene mucha experiencia. Con él cambió todo porque supo ordenarnos y nos dio mucha tranquilidad para jugar. Te da mucha confianza, nos dice que juguemos y por más que nos equivoquemos mil veces que volvamos a pedirla”, elogia al entrenador.

El último obstáculo camino a la gloria será Boca, equipo con el que el zaguero simpatizaba en su infancia, que transcurrió en la región. “De chico era de Boca pero ya no. Me encariñé con los equipos donde jugué. Para salir campeón hay que ganarles a todos”, advierte este trotamundos del balompié.

Moirgahi Tigre 00.jpg

Moiraghi reconoce que no imaginó semejante carrera cuando armó el bolsito y partió desde la terminal cipoleña a la gran ciudad. “Arranqué en Quilmes, me volví y luego sí en Lanús empecé de lleno y no paré. Uno empieza y piensa que está viviendo un sueño del momento pero después hay que mantenerse. No pensé llegar a esta altura donde estoy. Supe aprovechar los momentos para mantenerme”, descaca orgulloso de lo hecho, Néstor Moiraghi, quien defiende con amor propio los sueños suyos y los de todo Victoria.

"No descarto dirigir a Cipo en el futuro"

"Le tengo mucho aprecio a Cipo. Lo seguía más cuando estaba Germán Alecha de técnico”, confiesa el recio zaguero en otro pasaje de la charla con este portal.

Quien asegura que regresa a su ciudad de origen “una vez al ano, para las fiestas”, no descarta dirigir al capataz en un futuro, quizá cuando comience su carrera de entrenador para la que está haciendo el curso.

“Si bien uno siempre aspira a estar en el fútbol grande, no vería con malos ojos empezar de abajo y dirigiendo a Cipo. Uno se prepara para hacerlo de la mejor manera donde le toque”, explica el oriundo de la vecina ciudad.

“Soy del barrio La Paz y tengo a toda mi familia, hermanos, padres, sobrinos en Cipolletti. Generalmente voy para las fiestas. Ir al Sur me saca tiempo de vacaciones pero se disfruta mucho. Nos juntamos con amigos a jugar al fútbol en el Círculo Italiano, Miguel nos presta la cancha, y después metemos asado ó cena”, comenta acerca de sus visitas al Valle. ¿Volverá campeón al pago?

LEÉ MÁS

Boca sufrió, pero venció por la mínima al Bicho y es finalista

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario