Crimen en Villa Gesell: ordenaron la liberación del detenido número 11

La fiscal que lleva adelante la causa del brutal asesinato de Fernando Báez Sosa, no pudo establecer que Pablo Ventura se encontraba en la ciudad balnearia al momento de los hechos.

La fiscal Verónica Zamboni que lleva adelante la causa ordenó la liberación de Pablo Ventura, uno de los 11 detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa cometido el sábado pasado en Villa Gesell. La oficial de Justicia no pudo determinar que el joven estuviera en el lugar de los hechos.

Zamboni solicitó a la empresa de telefonía celular de Ventura que le informe si las antenas de la zona del asesinato detectaron el dispositivo del imputado entre la noche del viernes y el sábado a la madrugada. Además, ordenó que la Dirección Distrital de Investigaciones (DDI) de Zárate, secuestre las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de un restaurante de esa localidad donde aparece Ventura cenando con sus padres. Por último, pidió un pericia científica para cotejar la pisada de las zapatillas de todos los detenidos con la marca que presenta el rostro de Fernando, que fue asesinado a golpes por los rugbiers.

Te puede interesar...

Al no poder dar certeza a la presencia de Ventura en las inmediaciones del boliche Le Brique, donde falleció Báez Sosa.

El joven había afirmado que cuando ocurrió el crimen estaba en Zarate -su ciudad de residencia- a más de 400 km de distancia. Además aclaró que el viernes a la noche cenó con sus padres en un restaurante, luego se fue a la casa de un amigo y regresó a la madrugada a su domicilio.

También declararon dos personas que avalaron la historia de Ventura y dijeron que el sábado a la madrugada estuvieron con él en la casa de un amigo. Los dos señalaron que subieron una historia a la red social Instagram donde se lo puede ver al acusado. Al enterarse sobre su inminente detención, Ventura hizo una captura de pantalla de esa historia ya que la red social almacena ese contenido durante solo 24 horas.

Ventura fue detenido el sábado en su casa de Zárate. ¿Cómo surgió su nombre vinculado al crimen? Lo dieron los otros 10 detenidos, integrantes del equipo de rugby del club Arsenal de Zárate, cuando la Policía allanó la casa que alquilaban en Villa Gesell después del homicidio.

En tanto, los otros diez detenidos por el crimen, todos ellos integrantes del club Arsenal Zárate Rugby y representados por el mismo abogado defensor, Hugo Tomei, se negaron a declarar al ser indagados anoche por el delito de "homicidio agravado por el concurso premeditado por dos o más personas", el cual prevé como única pena la prisión perpetua.

Se trata de Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Máximo Thomsen (20); Luciano Pertossi (18); Ciro Pertossi (19); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

El dato de la zapatilla

En las últimas horas trascendió que las autoridades encontraron una zapatilla con sangre en la escena del crimen, que no era de ninguno de los rugbiers aprehendidos en la casa y esto elevó el nivel de sospecha sobre Ventura. Frente a esto, Jorge Santoro, abogado del acusado, sostiene que su cliente calza 49,5 y mide dos metros de altura. "Esa zapatilla no coincide con el talle de mi cliente, no es suya".

LEÉ MÁS

"Gritaban 'dale que lo vas a matar, vos podés'"

El motivo que desencadenó la mortal golpiza de los rugbiers

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario