El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
76% Hum
LMCipolletti

Conmovedor testimonio del padre del bebé

Se realizó la segunda jornada del juicio por la muerte de un niño en un jardín de esta ciudad.

"Yo entregué a mi hijo vivo y me lo entregaron muerto. Lo que quiero saber, por la memoria de mi familia, de mi bebé y de todos es saber qué fue lo que pasó y quienes son los responsables. Sé que ellas –por las acusadas- no tuvieron la intención de matarlo pero hoy no puedo siquiera mirarlas a los ojos. Es mucho el dolor que siento”, afirmó Néstor Enrique Figueroa, en la segunda audiencia del juicio que se lleva adelante contra Susana y Selva Jordi, quienes trabajaban en el jardín donde murió el bebé. El debate se reanudará el lunes a las 16 y se espera la declaración de cinco testigos.
El primer testimonio fue el más desgarrador de la jornada. El tribunal de la Cámara Segunda, integrado por César Gutiérrez Elcarás, Guillermo Baquero Lazcano y Alejandra Berenguer, escuchó el relato del padre ya que fue quien retiró a Francisco el 31 de marzo de 2008 cerca de las 13.
El hombre iba acompañado de su madre como era habitual. “Ese día supe que algo no estaba bien”, declaró.Figueroa dijo que al buscar a su hijo, Selva Fabiana, encargada de la sala maternal del jardín, fue quien le entregó al bebé. Comentó que lo vio que estaba acostado boca abajo. Le preguntó a la mujer, ahora una de las imputadas, como había estado y ella le contestó que “bien, está dormido”.
Según relató, le dejó a su hijo dentro del cochecito y ella regresó a una de las salas. Pero al verlo que no se movía empezó a sospechar que algo no estaba bien. “No quería ni agarrarlo del miedo que tenía”, expresó. Al levantarlo y tomarlo entre sus brazos vio que su piel estaba azul y que tenía una mancha roja en el rostro, como si hubiese estado mucho tiempo acostado en la misma posición.
“Con mi mamá empezamos a los gritos para que alguien nos ayudara pero nadie se acercó. En ese momento, uno de los chicos que estaba ahí me lo quitó de los brazos y comenzó a hacerle ejercicios de reanimación”, afirmó Figueroa. Luego arribó una ambulancia que trasladó al bebé hasta el hospital local. Al llegar no tenía signos vitales y luego de una media hora, los padres de Francisco recibieron la peor noticia: su hijo había muerto.
 
Incongruencias
Después declaró la abuela, madre de Néstor Figueroa. La mujer relató con similitud los hechos al testimonio de su hijo. Un dato importante fue cómo le habían entregado al bebé ya que en la audiencia del jueves las imputadas dijeron que habían acostado a la víctima boca arriba y según el padre y la abuela se lo entregaron boca abajo.
La joven que le dio de comer a la víctima declaró ayer y su relato coincidió en muchos puntos con los de las imputadas. Confirmó los horarios en que Susana Jordi, encargada del jardín, se retiró del lugar y aseguró que después de darle la mamadera a Francisco dejó que Fabiana lo hiciera dormir. También declaró que habían dejado al bebé durmiendo boca arriba.
También brindaron su testimonio dos médicos que participaron del traslado de la víctima al centro de salud y ambos coincidieron en que “en ningún momento presentó signos vitales y que tenía indicios de haberse broncoaspirado con leche”.
Otra de las declaraciones importantes fue la de uno de los abuelos, Carlos Enrique González, quien es médico legal. Comentó que recién vio a su nieto cuando ya estaba sin vida y que llevó su cuerpo hasta la morgue. “Por el color que tenía en la piel y por la baja temperatura imagino que ya llevaba dos o tres horas fallecido”, aseguró el abuelo del bebé.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario