Compras de emergencia

La comuna adquirirá 300 colchones y 500 bidones de lavandina.

A partir de la declaración de la emergencia hídrica, asistencial, vial y sanitaria en Cipolletti, en el Municipio se agilizarán los pasos para la adquisición de diversos enseres para la ayuda social a los damnificados por el intenso temporal de días atrás. Así, el Ejecutivo local podrá conformar un Fondo Especial por un monto de 1.000.000 de pesos para la entrega de subsidios, elementos materiales y otras formas de colaboración ante la urgencia.

En el caso de la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia, la iniciativa le despejará el camino, por ejemplo, para comprar rápidamente algunos productos y artículos indispensables para las familias más afectadas en los barrios y asentamientos de la ciudad.

El titular de la cartera, Horacio Pierucci, manifestó ayer que en lo inmediato deberá adquirir no menos de 300 a 400 colchones, debido a que las inundaciones en diversos sectores empaparon las camas de los vecinos, hasta el punto de inutilizarlos total o parcialmente.

Además, le permitirá proveerse de unos 2000 bidones de agua envasada potabilizada, que es una de las demandas más considerables por parte de los hogares más castigados de la población.

Un tercer elemento se vuelve en extremo imprescindible en la actualidad y se trata de la limpieza, higiene y aseo de las viviendas que se vieron sumergidas con una mezcla de aguas con sedimentos y desechos de los pozos ciegos que reventaron y desparramaron sus contenidos altamente contaminantes e infecciosos. Para tal fin, se comprarán alrededor de 500 bidones de lavandina, que se repartirán a la brevedad.

Pierucci destacó que la vigencia del estado de emergencia le facilitará con tiempos menores y pasos administrativos más acotados la compra de estos enseres en el mercado de proveedores.

La declaración del momento de excepción para la comuna fue aprobado ayer, en voto unánime, por el Concejo Deliberante y tendrá un período de duración de 45 días.

La iniciativa faculta al Ejecutivo cipoleño a contratar y comprar todo lo que resulte necesario para la crisis, exceptuándolo de las obligaciones de presentación de cotizaciones alternativas en los casos de urgencia que lo requieran. La situación en numerosos barrios de la periferia y asentamientos es de extrema penuria en la actualidad. En muchos lugares siguen a la espera de ayuda concreta del Municipio porque les ha llegado poca o ninguna asistencia. En otros sectores ha habido más aportes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario