El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
16% Hum
LMCipolletti Club

Cipo cumplió y sacó chapa en medio de la cuarentena

Alta calificación de jugadores a la manera de actuar en el receso por parte de la dirigencia albinegra.

Relativizada en la competencia y desvalorizada ante el éxito, la dirigencia deportiva quedó expuesta ante esta pandemia de profunda crisis económica que será más extensa que la propia cuarentena.

Las instituciones de la ciudad han tenido un comportamiento ejemplar en este sentido, con actos solidarios, poniendo a disposición del hospital sus albergues deportivos, realizando algunas obras de infraestructura a pesar de la morosidad en el pago de las cuotas y estando cerca del socio, fundamentalmente de los semilleros a través de las redes sociales.

Te puede interesar...

Sin embargo, al Club Cipolletti se le planteó el doble desafío de los planteles profesionales del básquet y el fútbol, más allá de las consideraciones reglamentarias.

El 20 de marzo tomó a la Comisión Directiva y sus respectivas subcomisiones albinegras con sueldos que abonar, alquileres comprometidos y familias varadas en el Alto Valle, lejos de sus afectos y en un momento en que nadie entendía muy bien a qué se enfrentaba.

La suerte deportiva era diferente, porque mientras en el Federal de básquet cumplía la mejor fase regular de los tres años en competencia, el fútbol quedó en el debe en cuanto a resultados con nombres importantes en el plantel.

Manos a la obra

El presupuesto que se arma en el inicio de cada proyecto, respetado a ultranza más allá de las presiones de hinchas por alguna otra figura "a mano", los programas ATP, entre otros, hicieron la cartera suficiente para cumplirles a todos.

Y esos mismos protagonistas lo han reconocido en los últimos días. Maxi Tormann, oriundo de Bahía Blanca, le dijo al diario La Nueva esta semana: "Lo de Cipolletti es un oasis en medio del desierto. Saldó los salarios de los jugadores tal como estaba escrito cuando varios clubes pagaron hasta donde pudieron o hasta el último día trabajado, pero el correcto manejo de esta institución es supremo".

Tormann.jpg

En el mismo sentido, Manuel Berra, el último capitán, resaltó: "Encontramos una dirigencia que siempre fue de frente. La verdad es que hay que sacarse el sombrero. Otros clubes, de los que pelearon arriba, están muy complicados".

Y en la misma dirección, Sergio Priseajniuc, que es el principal candidato para continuar en el 2021 como técnico en el Federal A, expresó: "El club cuenta con dirigentes que se han portado muy bien humanamente y han cumplido en todo sentido lo acordado y lo firmado. Es un club muy grande que necesita el ascenso más allá de quién sea el técnico". Un capital intangible que actuará como carta de presentación ante el panorama austero que se avecina.

-> Para Eric Freeman, el club es la casa

Con los vuelos cancelados en el país, Eric Freeman, el extranjero nacionalizado con el que contó Cipolletti en su última campaña del Federal de básquet, sigue en la Argentina, sigue en Cipolletti y sigue viviendo en el club.

El interno albinegro arribó en 2019 y desde entonces se instaló en la sede, en el albergue, donde cumple el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Las primeras semanas estuvo acompañado por el técnico del fútbol, Sergio Prieseajniuc, y su ayudante de campo, Pablo Gavio, pero desde hace semanas se quedó solo.

Fue otro de los nombres con los que la subcomisión de básquet debió restablecer una renegociación para cumplir el contrato y alcanzar el libre deuda en la temporada que ya está listo y es lo que permite a los dirigentes comenzar a proyectar ya la próxima campaña de la que formarán parte.

Roberto-Rapazzo-Cesio.jpg

-> “No se promete lo que no se puede”

Roberto Rapazzo Cesio, actual presidente del Club Cipolletti, reconoció que la misión de haber llegado a pagar la totalidad de los contratos fue producto de “no prometer lo que no se puede”.

En cada mercado de pases, la dirigencia viene en esa línea de pensamiento, después de que la institución sufriera un endeudamiento masivo en décadas pasadas que lo llevaron a una convocatoria millonaria de acreedores que todavía se está pagando y condiciona el crecimiento.

“Se trata de no hipotecar al club”, justificó el titular de la CD. “Con el trabajo que demanda la organización de una temporada, no se puede prometer lo que no se va a poder pagar”, respondió de manera contundente.

“Cumplir con los contratos es lo que corresponde, ni más ni menos que eso”, cerró al respecto, tanto en lo relacionado con el fútbol como con el básquet.

Metido de lleno en el mundo del Federal A y sus mercados de transferencia, el principal directivo no desconoce que en el corto plazo todo esto será una enorme carta de presentación ante los jugadores y la gran oferta de profesionales que se va a generar por las nuevas condiciones del fútbol argentino pospandemia.

Todavía transitando este momento tan particular del club a puertas casi cerradas (reabrió el gimnasio y en los próximos días el tenis), ni siquiera es tiempo de proyectar lo que se viene de cara al 2021 más allá del cruce por Copa Argentina ante Colón.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

25% Me interesa
50% Me gusta
0% Me da igual
25% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario