Chocaron a la Policía y se fugaron, pero los atraparon

Huyeron cuando querían detenerlos por una denuncia de vecinos.

Un procedimiento policial de rutina se transformó en una persecución de película por las calles de la ciudad. Dos hombres terminaron encerrados en el calabozo luego de fugarse a toda velocidad, poner en peligro a un policía que quiso detenerlos y a todos los vecinos que estaban en su camino, incluido un patrullero al que embistieron antes de ser detenidos en el barrio La Paz.

El jefe de la Subcomisaría 79, Gustavo Ruiz, explicó que el hecho ocurrió a las 12 cuando dos efectivos intentaron parar un vehículo Ford Fiesta color gris para identificar a las personas que iban a bordo cuando pasaba por la calle Esquiú y Naciones Unidas. Horas antes, vecinos habían denunciado que un vehículo similar recorría la zona en forma sospechosa.

Al notar que el conductor no disminuía la velocidad, uno de los policías se bajó para hacerle señas, por si no entendía que querían que se detuviera. En ese momento, los delincuentes aceleraron, chocaron contra el móvil, casi atropellan a uno de los trabajadores y se dieron a la fuga.

El aviso por radio permitió que otros móviles se sumasen rápidamente a la búsqueda, y la persecución dio resultado a pocas cuadras del lugar en el que habían querido identificarlos. La Policía les bloqueó el paso cuando entraban al barrio La Paz, por las calles Castello y Avenida La Plata.

Los sujetos son mayores de edad, tienen 22 y 31 años, y fueron trasladados a la subcomisaría de las 1200, en la que se intentaba confirmar si tienen antecedentes y si el auto en el que viajaban tenía pedido de secuestro. “Hasta el momento no tenemos información sobre esto. Por suerte pudimos pararlos y no pasó a mayores, porque alguien podría haber resultado herido”, aseguró Ruiz.

El operativo para detener a los delincuentes duró más de media hora.

Ayer, permanecían detenidos a disposición de la Justicia, que hoy deberá resolver si les imputa cargos por atentado a la autoridad y daños, por el choque contra el patrullero.

La Policía no sabía si el auto era robado, pero la actitud de los dos hombres levantó sospechas.

Una denuncia y un reclamo

Sospechas

La Policía intentó frenar el Ford Fiesta porque coincidía con la descripción de un auto denunciado por “movimientos sospechosos” en la zona de la Subcomisaría 79.

Indignación

Cuando los hombres fueron detenidos, muchos vecinos salieron a la vereda y manifestaron su indignación ante los constantes hechos delictivos y porque son liberados rápidamente.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario