Cayó uno de los ladrones más buscados de la ciudad

Se trata de Hugo Cisterna, que hace un mes se había fugado de la cárcel.

Cayó ayer uno de los delincuentes más buscados de Cipolletti. Se trata de Hugo Nicolás Cisterna, quien se había fugado el mes pasado de la cárcel local, donde cumplía una pena de diez años de prisión por robos calificados. También tenía prisión preventiva por el renombrado crimen de Braian Villegas, ocurrido en el barrio Anai Mapu.

Así lo informaron ayer desde la Policía Caminera, área que estuvo a cargo del exitoso operativo que culminó con la aprehensión del peligroso malviviente.

Todo comenzó bien temprano a la mañana, cuando la Policía recibió una denuncia anónima vía telefónica en la que se aseguraba que un grupo de facinerosos se encontraba en la pista de manejo ubicada en la esquina de Rivadavia y Pacheco en actitud sospechos. En ese predio se alojan los vehículos secuestrados por el Municipio producto de tests positivos de alcoholemia o falta de documentación reglamentaria para circular.

El delincuente estaba preso en el penal cipoleño, donde cumplía una pena de diez años por robos y tenía preventiva por el crimen de de Braian Villegas. Estaba en un aguantadero en el barrio Labraña.

Cuando llegó al lugar personal de Seguridad Vial ya era tarde, pero pudieron constatar que el alerta recibida minutos antes era cierta. Los delincuentes habían comenzado a desarmar a varios vehículos, a los cuales les faltaban elementos de valor, como ruedas y baterías, entre otros.

Todo era desorientación para los efectivos hasta que se les acercó una señora y les entregó parte del botín robado. Pero la mujer fue más allá aún y contó que su hijo había sido uno de los responsables del hecho.

Así fue que decidió entregarlo y acompañó al personal policial a una vivienda del barrio Labraña, en el que aseguraba que su hijo y sus cómplices estaban alojados.

Los datos aportados por la señora fueron fundamentales para poder dar con los ladrones, pero la sorpresa mayor aún estaba por venir.

En la precaria vivienda encontraron a cuatro jóvenes, todos mayores de edad, y parte de los elementos robados en la pista de manejo.

Todos se identificaron, pero la actitud de uno de ellos les llamó la atención. Cuando le preguntaron cómo se llamaba, respondió rápidamente y sin titubear: "Walter Gómez".

En un primer momento esta información fue recibida con total normalidad por los agentes, hasta que llegaron al lugar refuerzos, algunos de los cuales ya conocían por diferentes episodios al malviviente en cuestión.

Así fue que lo identificaron con facilidad. Se trataba de Cisterna, una persona muy conocida en el ambiente delictivo por la cantidad de ilícitos cometidos y la violencia con la que actúa habitualmente.
Los cuatro ladrones quedaron detenidos y a disposición del Juzgado de Instrucción 6 de Cipolletti. Mientras que anoche esperaban la orden para trasladar nuevamente a Cisterna a la cárcel local, donde deberá volver a cumplir los años que le quedan de pena, los cuales podrían engrosarse aún más.

Una audaz fuga del penal cipoleño


Hugo Cisterna estaba preso por una serie de condenas por robos calificados y tenía preventiva por el crimen de Braian Villegas. El viernes 6 de noviembre era trasladado al sector de enfermería de la cárcel cipoleña cuando logró zafarse de la custodia y se escapó. Afuera lo esperaba un cómplice en una moto, con quien se dio rápidamente a la fuga. Tres penitenciarios fueron separados de sus cargos a raíz de este hecho. El delincuente había solicitado salidas transitorias y les advirtió a las autoridades judiciales que si no le daban el beneficio, se iba a fugar. Finalmente cumplió su palabra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario