Cayeron en pleno intento de robar autos estacionados

La Policía tuvo que hacer un gran despliegue para impedir una serie de hechos en la zona céntrica.

Las madrugadas son el momento elegido por una gran mayoría de ladrones para delinquir a sus anchas, con la expectativa segura de no ser atrapados por la Policía. Ayer fue uno de esos días, con delincuentes que buscaron apropiarse de un valioso botín.

Sin embargo, no pudieron salirse con la suya debido a rápidos despliegues encabezados por personal de la Comisaría Cuarta que, primero, atrapó a un joven que había abierto seis vehículos en el predio municipal ubicado sobre las vías y Rivadavia. Luego dio con una piba chorra que había reventado la ventanilla de un auto en pleno centro. Finalmente, también recuperó una moto que un ladrón tenía estacionada frente al inquilinato donde vive.

No es una novedad que motochorros y mujeres y hombres con pesado prontuario prefieren la noche para cometer robos y asaltos. En ese marco, algunas seccionales policiales apelan al sentido común y realizan patrullajes en lugares estratégicos o están muy atentos a los llamados de alerta.

Ayer, pasadas las 2, la Unidad Cuarta a cargo del comisario Daniel Uribe no tuvo descanso y el resultado de los procedimientos fue bastante positivo, con dos detenciones y una moto recuperada. En el caso del vehículo incautado, había sido sustraído el jueves en el barrio Belgrano. El ladrón, con notable impunidad, se la llevó al lugar donde vive y fue en esas circunstancias que personal de calle pudo detectarla e identificar al autor del robo. Por este motivo, lo notificó de una causa en su contra por el delito de encubrimiento.

Minutos después, la fuerza de seguridad tuvo que acudir al predio municipal donde permanecen los autos incautados en los operativos preventivos. En el lugar, un delincuente había forzado seis vehículos para apropiarse de elementos de valor, explicaron fuentes policiales. Ante la presencia de los agentes, quiso escapar pero fue reducido y quedó detenido a disposición de la fiscalía.

El ladrón atrapado tiene 19 años y vive en el barrio Almirante Brown. Según se pudo constatar, había logrado abrir las puertas de autos Peugeot, Volkswagen Bora y una pick-up F-100.

La tarea policial siguió con las últimas sombras de la noche, en pleno centro. En Belgrano y Roca, sorprendidos, los agentes alcanzaron a observar cómo una adolescente hacía explotar la ventanilla de un Fiat 147 con el fin de robarle objetos del interior. Eran las 6:20 y la piba chorra fue apresada cuando intentaba meterse al vehículo.

La ladrona fue trasladada hasta la Cuarta y se comprobó que tenía 17 años. Enseguida se le dio intervención a Promoción Familiar y fue llevada hasta Allen, donde tiene domicilio. Mientras tanto, los patrullajes se extendieron hasta alrededor de las 8 para evitar disturbios a la salida de los boliches.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario