El clima en Cipolletti

icon
Temp
70% Hum
LMCipolletti

Analizan situación de violencia en el Anai Mapu

Funcionarios de Derechos Humanos se reunieron con familiares de Ulises Bazán, el menor que fue atacado por la Policía.

También mantuvieron un encuentro con el director del CEM 147, al que asiste el adolescente.
 
Representantes del Ministerio de Educación y Derechos Humanos de la provincia se reunieron con familiares de Ulises Bazán, el menor que podría llegar a perder la visión de su ojo derecho tras haber sido atacado por la Policía en el barrio Anai Mapu, para interiorizarse de la situación de violencia que se vive en el sector.
Además, mantuvieron un encuentro con las autoridades del CEM 147, donde asiste el adolescente.
Tanto los familiares como los docentes solicitaron que se comience a trabajar en el lugar para evitar un nuevo conflicto y para que los índices de hechos delictivos disminuyan.
En primer término, los funcionarios provinciales dialogaron con  Ulises y Yanet Barra, su mamá, quienes detallaron lo ocurrido hace poco más de una semana.
Luego se entrevistaron con el director del colegio secundario que funciona en el Mapu y con integrantes de otras organizaciones de Derechos Humanos de esta ciudad.
Los participantes reclamaron que investiguen a los policías que intervinieron aquella madrugada del domingo 28 de julio, quienes fueron separados de la fuerza y se dispuso que se les realizara un sumario administrativo.
 
Las curaciones
Asimismo, también requirieron que se determine por qué en un principio a Ulises no se le realizaron las curaciones en una de sus manos.
“Les pedimos que investigaran qué pasó entra las 5 y 6 de la madrugada que Ulises estaba en el hospital y sólo le habían curado su ojo derecho cuando en su mano izquierda presentaba heridas por los impactos de dos perdigones”, afirmó Edwin Parra, director del CEM 147.
Según la denuncia, Ulises regresaba a su casa después de un cumpleaños cuando se encontró con un enfrentamiento entre la Policía y un grupo de jóvenes. Al advertir los disturbios, corrió hacia la vivienda de la celebración, pero ya estaba todo cerrado. Entonces saltó el portón y fue cuando recibió el primer impacto de postas de goma. En total, fueron diez.
La herida más grave la sufrió en el ojo derecho. En los próximos días se sabrá si se quedará sin visión por completo o si, como en principio informaron los médicos, perdería cerca del 20 por ciento.

Dejá tu comentario