A pesar de un día de locos, sólo hubo un violento choque

Ocurrió en la Ruta 151 y lo protagonizaron tres vehículos. La 22 fue un caos.

No hubo que lamentar heridos de gravedad pero ayer en las rutas de la región fue un día de locos, con un intenso trabajo por parte de los efectivos del Cuerpo de Seguridad Vial Alto Valle Oeste. Una de las colisiones más violentas se desarrolló sobre la Ruta Nacional 151, entre Cinco Saltos y Contralmirante Cordero, donde chocaron tres vehículos. En tanto, en las rutas 22 y 65 hubo una gran variedad de problemas por la protesta de trabajadores rurales en Puente 83 aunque no se registraron accidentes de envergadura.

Desde las primeras horas de la madrugada, se presentía un día difícil por la lluvia y el intenso tráfico de un viernes previo a un fin de semana largo. El ir y venir de vehículos por las rutas 22 y 151 fue la postal de ayer en la zona y uno de los primeros siniestros se dio en el kilómetro 23 de la Ruta 151. De acuerdo con lo informado por la Regional Quinta de la Policía provincial, el choque fue protagonizado por tres vehículos, entre los que se encontraba un Renault Logan, un Volkswagen Polo y un camión Iveco.

Te puede interesar...

En apariencia, el Logan, conducido por una persona oriunda de Neuquén, circulaba en dirección Cordero-Cinco Saltos y por circunstancias que están bajo investigación, perdió el control, derrapó y tras irse a la banquina, colisionó al camión Iveco. Luego, subió a la ruta y se encontró con el Polo, que transitaba en sentido contrario.

Por suerte, los golpes sufridos por los automovilistas fueron menores aunque los vehículos resultaron con importantes daños en la parte delantera. De igual modo, se requirió el servicio de emergencias para que atienda a los lesionados y también se dispuso un operativo preventivo para despejar la ruta y evitar nuevas colisiones. El siniestro ocurrió alrededor de las 7:20, cuando la visibilidad era muy baja no sólo por la oscuridad sino por la incipiente lluvia.

Justamente, desde las fuerzas de seguridad se especuló que el piso mojado fue la causa del accidente.

El resto del día no tuvo hechos de gravedad pero los patrulleros de la Caminera no pararon un segundo debido a la protesta sobre la Ruta 22, que obligó a desviar el tránsito por caminos rurales y fundamentalmente, la Ruta Chica.

Como sucede en estos casos, fue la ley de la selva, con automovilistas que pugnaban por adelantarse por las banquinas o subir a la ruta en peligrosos cruces.

--> Un cruce con múltiples complicaciones

Uno de los puntos más peligrosos en la jornada de ayer volvió a ser el cruce de Ruta Chica y Circunvalación, con autos, camionetas, camiones y micros que buscaban adelantarse para dirigirse a Fernández Oro o, por el contrario, a Cipolletti y Neuquén.

Los conductores tuvieron que realizar audaces maniobras para no chocar y seguir camino rumbo a sus destinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario