El primer cuarto del Albinegro fue realmente para el olvido. Sebastián Godoy, su líder en el goleo durante toda la temporada, cerró la planilla sin puntos con 0 de 5 en tiros de campo, un síntoma de lo que vivió el equipo.

Ahí estuvo una de las claves para la amplísima diferencia que plasmó el visitante, hundido antes de que la serie se mude al Municipal y fortalecido de cara al quinto punto que de una llave que regresa a La Caldera.

Otro dato contundente que refleja el mal inicio del conjunto de Maximiliano Rubio en el primer cuarto fueron los 7 minutos en que no marcó ni un punto. Se quedó clavado en 4 mientras Independiente se escapaba.

Del otro lado, Matías Stival aportó una docena, por eso fue uno de los nombres que más minutos promedió en la etapa.

Dante Centeno no quería tocar nada de lo que en el Diablo funcionaba perfecto. El conjunto de Neuquén casi que sentenció la noche en esa primera mitad con el 43 a 25 de las planillas que sonaba a sentencia, pero a todo el tiempo que aún quedaba por delante en la fría noche valletana.

Siguió pésimo

Como para demostrar que no era la noche del dueño de casa, en el entretiempo se dañó el reloj de 24 segundos.

Dio inicio una espera que jugó al borde de lo reglamentario y dejó expectante al público y muy preocupada a la dirigencia.

De regreso a la acción, después de un entretiempo que duró 40 minutos, Independiente se dedicó a controlar la diferencia marcada en el tablero, más allá de los esfuerzos del dueño de casa por volver al partido y quedar de nuevo cerca en el marcador.

Lo mejor del Albinegro se vio en el final, llegó a ponerse a tan sólo seis puntos. Sin embargo, el Rojo aguantó el temblor, aprovechó el apuro de Cipolletti y terminó igualando la serie. Ahora vuelve a ser el favorito.

Lucas Romera fue clave en la remontada de Cipo, que no alcanzó para sellar la clasificación, pero que deja las cosas más equilibradas en cuanto al trámite de cara a lo que será la gran final del domingo en La Caldera a las 21.

Jugando como en el último cuarto, el Albinegro tendrá chances de dar el golpe.

El domingo, en Neuquén

Después de la categórica remontada de Independiente en el Estadio Municipal de Cipolletti, el conjunto neuquino logró recuperar la localía y ahora vuelven a La Caldera. El quinto punto de la serie, a todo o nada, se pondrá en marcha el domingo a las 21 y teniendo en cuenta los incidentes que se produjeron en el primer juego, se espera que haya mayores medidas de seguridad por parte de los dirigentes neuquinos. El el público cipoleño tendrá un sector de la tribuna.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario