Weiner y Valente pasaron por el quirófano y olvidan la Copa

El delantero y el defensor fueron sometidos a sendas artroscopías de rodilla en una clínica de Neuquén.

Germán Weiner y Gastón Valente fueron intervenidos ayer en Neuquén de lesiones meniscales en las rodillas y tendrán para varias semanas de rehabilitación antes de proyectar la continuidad de sus carreras deportivas.

El delantero esperaba ingresar al quirófano hace unos 50 días, mientras que el marcador lateral continuaba entrenando con el grupo de futbolistas que se quedó en la ciudad, aunque el líquido que acumulaba permanentemente en la zona afectada no lo dejaba trabajar con normalidad.

Ante esta situación, y la demora de la AFA en fijar la fecha para el cruce de Copa Argentina, el club tomó la decisión de practicarle la intervención.

“Lo de Valente resultó más sencillo porque la imagen que teníamos de la lesión devolvía una ruptura mayor a la que realmente nos encontramos. Weiner sí tenía sus menicos rotos, pero no fue algo que nos haya tomado por sorpresa”, comentó Guillermo Olguín, el traumatólogo del plantel que estuvo al frente de ambas operaciones.

Sobre el mediodía de ayer, los dos jugadores ya se encontraban en sus domicilios cumpliendo con el reposo programado hasta la próxima semana.

Después del fin de semana extra largo del 1° de mayo dará inicio el ciclo de fisioterapia que los acompañará hasta el momento en que lleguen los trabajos de campo.

De jugarse la Copa en el transcurso de mayo, la presencia de Weiner y Valente está descartada.

Mientras tanto Germán Alecha, que sigue entrenando de manera conjunta con los juveniles de la Liga Deportiva Confluencia y los profesionales que han quedado de la última nómina oficial en el Federal A, sabe que no podrá contemplarlos en la lista.

Por Valente se estima que la recuperación total de su rodilla derecha demandará poco más de 40 días, mientras que Weiner deberá cumplir alrededor de 60 para dejar atrás su dolencia y poder volver a encontrar su mejor nivel. Desde su casa, el santafesino aseguró estar más tranquilo tras la operación.

"Lo de Weiner estaba programado y se dilató por la autorización de la obra social que no llegaba. Por Valente aprovechamos la incertidumbre de la fecha de la Copa para tomar la decisión de intervenirlo al mismo tiempo”. Guillermo Olguín. Traumatólogo del plantel de primera división albinegro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario