El clima en Cipolletti

icon
Temp
75% Hum
LMCipolletti

Vecinos de lotes usurpados reclaman una solución

La propiedad de la familia Santini quedó rodeada por asentamientos y se vio seriamente devaluada.

Esperan que alguna autoridad responda por el daño y que comience a existir una planificación que prevea el problema habitacional.

Sin saber a quién recurrir, los integrantes de la familia Santini decidieron hacer pública su situación. En diálogo con La Mañana de Cipolletti, la pareja que vive en la chacra ubicada al final de la calle Lisandro de La Torre reclama por la devaluación en aproximadamente 300.000 dólares que ha sufrido el terreno donde habitan como consecuencia de las tomas lindantes.
Su pedido no va acompañado de una solicitud de desalojo inmediato sin prever las consecuencias para quienes habitan en los asentamientos. Por el contrario esperan que desde el Estado se provea de un lugar adecuado para que puedan instalarse.
El matrimonio se encuentra desorientado en cuanto a quién responsabilizar por lo que les pasa y a quién solicitar ayuda. “Se pasan la pelota” indicó Raquel Santini, expresando la sensación de indefensión que posee.
Uno de los detonantes que llevaron a esta familia a manifestar por lo que atraviesan fue un reclamo realizado a Edersa por la baja en el suministro de energía eléctrica.
Desde que existe el asentamiento en terrenos de Zoppi, que se autodenomina “Bicentenario”, el flujo eléctrico ha disminuido. La señora Santini explicó que no se ven afectados en lo monetario pero sí en el servicio.
Por ese motivo, mediante un telegrama emitido el 19 de junio de 2010, los propietarios solicitaron que la empresa realice las acciones necesarias para que el suministro sea normal. Desde Edersa, mediante una carta documento fechada el 30 de junio, se respondió que las irregularidades se debían a “conexiones irregulares por partes de autores desconocidos para abastecer la toma contigua”. En el párrafo siguiente se expresó: “La problemática antes citada resulta resorte y competencia de los poderes públicos – Municipalidad (poder de Policía Urbanístico) y Poder Judicial- a los cuales debería eventualmente dirigir su reclamo”.
A la experiencia de los Santini se sumó una decepción más, pues los reclamos por a la Municipalidad y el Poder Judicial ya se habían realizado con anterioridad sin obtener una respuesta concreta y definitiva. Como consecuencia, se encontraron en el medio de un problema de difícil solución y sin una autoridad que asuma la responsabilidad por solucionarlo.
 
Dignidad para todos
El derrotero de los Santini lleva varios años. Dueños de una chacra de 9 hectáreas, cuyo terreno se encuentra alquilado para producir, y donde han reservado un pequeño sector para construir una casa y un galpón para alquilar, han visto como el valor de la propiedad ha descendido abruptamente como consecuencia de las usurpaciones que los rodean.
Según señalaron, la última tasación arrojó “sin tomas” 900.000 dólares, mientras con los asentamientos vecinos el precio ronda los 600.000 dólares. A esto se suma que venció el contrato de la casa que tenían alquilada y no han logrado conseguir un nuevo inquilino y temen que el galpón corra la misma suerte. Consecuentemente, los ingresos actuales del matrimonio se ven afectados.
Los Santini están orgullosos de vivir en Cipolletti, rescatan la posibilidad de progreso que han encontrado. Sin embargo, el ver que el fruto de su trabajo corre riesgo los desalienta. También se suma la preocupación por los que viven en los asentamientos. El matrimonio reconoce que muchos de los habitantes en las usurpaciones están ahí porque no encuentran alternativa.
Como resultado del planteo realizado a autoridades municipales obtuvieron la promesa de que los habitantes de Bicentenario se mudarían al Distrito Vecinal, pero los Santini dudan que eso sea una realidad porque saben que para los habitantes del asentamiento las vías de acceso son fundamentales. "Ellos se movilizan en bicicleta o moto, en El 30 la calle principal es un barreal cuando llueve, y obvio no van a querer llegar embarrados al trabajo", ejemplificó Raquel. "Las autoridades deben planificar con anticipación el crecimiento de la población para que todos tengan acceso a una vivienda digna, y que nadie sea perjudicado después".
Para el matrimonio también la responsabilidad es de los privados que poseen tierras de las cuales no se hacen cargo. "El Estado debería ver qué hacen con las propiedades y sino construir o producir. No hace falta tener tanto, cuando otros no tienen nada", afirmó Raquel.

Dejá tu comentario