El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
19% Hum
LMCipolletti ladrón

Va siete meses preso un ladrón que atraparon vecinos

Intentó robar en un complejo de departamentos de Cipolletti, pero lo descubrieron los mismos residentes, lo redujeron y lo entregaron a la policía. Sus antecedentes delictivos lo llevan tras las rejas.

Un ladrón deberá permanecer siete meses tras las rejas por entrar a robar a un complejo de departamentos ubicado en la calle Yrigoyen de Cipolletti, pero que no pudo cometer el hecho delictivo porque los propios residentes lograron atraparlo.

Ocurrió el 28 de noviembre del año pasado. Faltaban pocos minutos para el mediodía y una vecina advirtió que un desconocido merodeaba por la cochera. De inmediato alertó a los demás moradores y uno de ellos llamó a la policía.

Te puede interesar...

Pero mientras esperaban la llegada de los patrulleros, los propios vecinos se organizaron e interceptaron al malviviente, identificado como Fabio Carrasco, y se lo entregaron a los uniformados. Solo se llevaba un inflador de pie.

El fallido ladrón fue imputado por “hurto con escalamiento en grado de tentativa, todo en concurso real”. En una audiencia realizada días después del incidente, la fiscal Anabella Camporesi propuso cerrar la causa en un juicio abreviado en el que el acusado debía confesar su autoría y aceptar la pena de siete meses de cárcel de cumplimiento obligatorio, dado que tiene antecedentes penales.

El documento judicial precisa que en octubre de 2017 fue condenado a cuatro años de prisión efectiva, unificada con otro caso de 2016. También lo habían declarado reincidente.

Carrasco finalmente admitió haber cometido el hecho. Era su mejor alternativa, pues al manifestarlo así resultó favorecido con una atenuación del castigo.

Además, las pruebas eran irrebatibles. No solo contaban con la declaración de los testigos directos, también tenían los videos de las cámaras de seguridad del edificio, los que muestran “claramente el accionar de Carrasco”.

El juez Julio Sueldo dictó la sentencia tal lo acordado y lo declaró reincidente por segunda vez.

Salto en alto

Carrasco debió saltar dos altos paredones para llegar a la cochera donde fue a robar, lo que reveló además de audacia delictiva su estado físico.

Primero trepó una pared de 1,70 metros de un inmueble vecino, y desde allí escaló otro de 2,38, para llegar a la playa de estacionamiento que era su objetivo. Una vecina observadora frustró sus planes. Los demás habitantes hicieron el resto.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario