Una gran mentira: las nenas de Centenario no fueron secuestradas sino que se escaparon de su casa

Lo confirmó la policía. Una de las niñas tenía problemas con su madre y quería escaparse de su casa, por eso inventaron que fueron raptadas por dos hombres.

Tras la conmoción que vivió la comunidad de Centenario por la noticia del intento de secuestro de dos niñas mientras jugaban en el patio de su casa, se supo que en realidad el episodio no ocurrió y que todo fue inventado por las pequeñas de 8 y 9 años de edad.

Tras hacer la denuncia policial, la madre de una de las chicas había contado en LU5 que el sábado pasado alrededor de las 19, dos hombres abrieron el portón de su vivienda y se llevaron a las nenas.

"Ellas intentaron espantarlos tirándoles piedras", aseguró la mujer y agregó que en un abrir y cerrar de ojos, los secuestradores le taparon la boca y las metieron en un auto. Después de circular por diferentes calles de la ciudad, se detuvieron en una estación de servicio y, cuando los supuestos captores se bajaron del vehículo, las niñas aprovecharon para escaparse.

"La comisaría quinta comenzó a trabajar en forma inmediata", sostuvo Juan Dario Varela, el comisario mayor y director de Delitos de Neuquén, antes de confirmar que todo fue "todo una gran mentira".

En diálogo con LU5, Varela contó que la policía verificó el circuito cerrado de cámaras de la estación de servicio y constató que no había pasado "ningún tipo de auto del color que decían las chicas" y que tampoco se observó a las nenas en la zona.

Indicó a su vez, que las cámaras de seguridad de un vecino del barrio La Esperanza registraron a las pequeñas caminando "normalmente" por las calles Bolivia y Honduras con una mochila y un peluche en la mano, "sin ninguna persona que las acompañara o amenazara".

El comisario agregó que cuando la policía se contactó con los padres para ponerlos al tanto de la situación, las niñas se quebraron y confesaron que todo lo denunciado "era una gran mentira". Al parecer una de las niñas tenía problemas con su madre y quería irse de su casa.

"Los sucesos nos conmocionó a todos porque fue muy extraño, pero gracias a Dios se pudo establecer que todo fue una farsa", agregó Varela, luego de precisar que las nenas fueron encontradas a 20 cuadras de su casa y llevadas al hospital local para revisarlas.

"Nosotros tenemos una casita en la parte de atrás del terreno y estaba construyendo en la parte de adelante. Las nenas, mi hija de 8 años y su amiga de 9 –quien vive en la casa de al lado- estaban jugando en la parte de adelante, pero dentro de nuestro terreno. Mi marido y yo salimos a comprar pero en mi casa quedaron mis otras dos hijas mayores, de 13 y 16", había relatado la madre de una de las nenas.

"Unos minutos después de que me voy, mi hija mayor me llama preguntándome si la nena se había ido conmigo, a lo que le respondo que ella estaba jugando en la parte de adelante. Ella me responde que no estaba ninguna de las dos", agregó.

"La estación de servicio está muy lejos de mi casa. Al ver que los hombres se bajan, ellas se escapan. En la estación había un policía y la amiga de mi hija le quería avisar al policía que estaba ahí, pero mi hija se asustó y le dijo que corrieran para que no las volvieran a agarrar. La vecinita conoce un poco la cuidad y decidieron ir hasta la casa de su hermana, que queda en el plan 130 viviendas. Justo ella había salido y se las encontró cerca de una carnicería, llorando y asustadas. Ella las lleva hasta la casa de una de las tías y se quedan ahí hasta que llega la policía y nosotros", había dicho la mujer antes en la radio antes de enterarse que todo era un invento.

LEÉ MÁS

Centenario: denunciaron que intentaron secuestrar a dos niñas mientras jugaban en su casa

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario