Un policía de la 79 quedó tras las rejas por balear a un pibe

Desde principios de semana, Mario Leiton cumple la condena de 4 años por provocarle la pérdida de un ojo a un adolescente de las 1200.

Los dos policías condenados por hacerle perder un ojo a un adolescente en el barrio de las 1200 no siguieron adelante con la protesta por la sentencia y uno de ellos, desde el lunes, empezó a cumplir una pena efectiva de cuatro años de prisión. Se trata de Mario Leiton, quien disparó su escopeta antitumultos durante un procedimiento que se desarrolló el 27 de septiembre de 2015.

De esta forma, quedó cerrado el proceso que atravesó distintas instancias y que tuvo la intervención de un tribunal de impugnación. A pesar de las quejas de la defensa y la querella, tres magistrados viedmenses confirmaron el fallo de sus pares cipoleños Guillermo Baquero Lazcano, Florencia Caruso y Laura González Vitale.

Según fuentes allegadas a la causa, los condenados no quisieron seguir adelante con otras vías recursivas y Leiton, desde el lunes, cumple el castigo de cuatro años y su compañero, Matías Gutiérrez, sigue en libertad y sólo sometido a una serie de pautas de conducta.

El juicio contra los uniformados se concretó el año pasado y la condena se limitó a Leiton y Gutiérrez mientras que un tercer agente fue absuelto. La defensa había mostrado su disconformismo y luego se sumó la querella porque disentía con el monto de la pena.

Violento ataque en un operativo

Tanto Mario Leiton como Matías Gutiérrez cumplían funciones en la Subcomisaría 79 de Cipolletti y fueron condenados por los delitos de vejaciones y lesiones graves. La víctima del hecho ocurrido en 2015 tenía 15 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario