Un juez se pronunció a favor de la querella en la causa Sebita

Desde la Defensoría de Menores había una posición contraria a su participación en el proceso. Sin embargo, lo resuelto le permitirá intervenir en el debate.

En otra audiencia por el crimen de Sebastián Sapuri en el barrio Anai Mapu, se resolvió que la parte querellante podrá estar presente en el transcurso del proceso y acompañar a la fiscalía en la acusación contra el único imputado. La defensora de Menores insistió en su oposición mientras que el abogado del adolescente consideró que no podía impedir la presencia del representante de los familiares de la víctima.

La situación de la querella en la causa que se abrió en diciembre del año pasado permanecía sin definirse debido a que la defensora de Menores había realizado un reclamo por una supuesta “doble acusación” en contra del adolescente apuntado como la persona que asesinó a Sebita. De acuerdo con fuentes judiciales, fue la única voz que se opuso porque el abogado particular del menor se pronunció a favor de la presencia del representante legal de la familia de la víctima. “Nosotros no nos oponemos a que el denunciante tenga su abogado”, explicó Claudio Romero, quien recordó el espíritu de la legislación en la provincia sobre el tema del respaldo legal a los allegados a una víctima.

Te puede interesar...

Para la fiscalía también debía participar la querella y el magistrado encargado de definir las distintas posturas comunicó ayer que no veía impedimentos en su intervención. De esta manera, el proceso continuará con el control de acusación.

Deben realizar el control de acusación

El control de acusación tendrá como protagonista al único imputado por el hecho, un menor de edad que, en un primer momento, aparecía en un rol secundario. Sin embargo, la investigación fue recorriendo distintas etapas y tras un arduo trabajo de la defensa particular, la Justicia local avanzó con el sobreseimiento de uno de los acusados, mayor de edad. Con distintas pruebas en contra del menor, la fiscalía cipoleña decidió concentrar la acusación en su persona y buscará en una próxima instancia que sea declarado culpable del hecho ocurrido en el barrio Anai Mapu. Por el lado de la defensa, hay confianza en que las pruebas incriminatorias no dan certezas sobre la participación del menor y que puede ser beneficiado con una absolución.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario