El clima en Cipolletti

icon
36° Temp
20% Hum
LMCipolletti

Tremendo choque en pleno centro

Los vehículos involucrados fueron un patrullero y un auto particular. La ambulancia demoró casi media hora en atender a los accidentados. Uno de los vehículos terminó subido a la vereda.

Sucedió ayer a las 18.45, a media cuadra de la Comisaría Cuarta. Hubo enojo de los vecinos con la Policía provincial.
 

Un violento choque entre un patrullero y un auto en la esquina de Sarmiento y Roca de esta ciudad dejó como saldo dos personas heridas y un gran enojo de los vecinos, debido a que la ambulancia demoró en llegar casi media hora.
El estruendo provocado por la colisión sacudió la tranquilidad de la tarde de ayer y varios transeúntes, una vez que salieron de su estupefacción, no dudaron en correr hasta el vehículo donde quedaron una mujer junto a su hijo no mayor de diez años. El auto, un Renault Clio, chapa EVD 324, terminó arrancando de cuajo el cartel indicador de las calles y subido a la vereda que da al ingreso del edificio judicial de Roca y Sarmiento. Por su parte, el patrullero, una Ford EcoSport, dominio AVB 718, finalizó cruzado en plena intersección de calles.
Tras el siniestro, empezó la desesperación por la ambulancia que tardaba en arribar al lugar y el malestar a flor de piel de los vecinos que le adjudicaban a los policías la irresponsabilidad por el delicado hecho.
“Fue una explosión”, graficó un hombre sobre el encontronazo entre los vehículos. Los restos de vidrios y plásticos, un espejo retrovisor en pleno pavimento, eran la postal que pintaba de cuerpo entero el violento impacto.
 
Curiosos y escasa preparación
La situación vivida por las víctimas del accidente fue por demás traumática no sólo por la tardanza del servicio de emergencias público, sino también por la innecesaria aglomeración de curiosos en derredor y por agentes policiales que evidenciaron no estar preparados para brindar los primeros auxilios. Conmocionada, la conductora del Clio intentó calmar a su hijo y lo mantuvo junto a ella sentada en la vereda hasta que fue retirada en la ambulancia.
Molesto, uno de los uniformados se encargó de tomar un handy e interrogar: “¿Qué pasa con la ambulancia?” Habían transcurrido más de 15 minutos y los únicos en prestar su colaboración fueron los integrantes de una dotación de Bomberos.
Mientras tanto, los testigos del incidente no salían de su asombro y a la vez, agradecían su buena suerte debido a que “veníamos acá” y dos adolescentes, señalaron el sitio ocupado por el Clio.
La Unidad de Cuidados Intensivos arribó finalmente alrededor de 30 minutos después de la colisión y el equipo médico se concentró en la atención de la conductora, que presentaba un golpe en una pierna.
Por otra parte, un comerciante ofuscado cuestionó a los responsables de un carrito de comidas estacionado sobre Roca y que impedía la visión a los conductores que transitan por la zona. "No puede ser que hagan lo que quieran", se quejó.
De milagro, lo ocurrido ayer no fue una tragedia y dejó un saldo preocupante en lo que se refiere a responsabilidad en el manejo de vehículos policiales, atención rápida de las emergencias, descontrol en el tránsito con autos y camionetas estacionadas en sitios no permitidos y los interrogantes sobre si el sistema de prevención del Área de Tránsito municipal brinda respuestas adecuadas a una ciudad en constante crecimiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario