Suspensiones y recorte de horarios en dos empresas

Son por preventivos de crisis en Interlagos y García y Compañía.

Para continuar luchando por la subsistencia empresaria y mantener así las cientos de fuentes de trabajo que están en juego, en la Embotelladora Comahue, fabricante de Interlagos, y en la distribuidora García y Compañía, ambas propiedad del conocido empresario Néstor García, se acordaron drásticas medidas que incluyen suspensiones y recortes en el horario laboral.

Las definiciones se concretaron justo en momentos en que la falta de un insumo clave como es el azúcar había paralizado ayer y el miércoles las tareas en la distribuidora porque en la planta embotelladora sin el endulzante no se pudo producir y los operarios se dedicaron solamente a labores de mantenimiento.

15 días trabajará 50% del personal y 15 días el otro 50%. En la Embotelladora Comahue, los empleados se repartirán dos tandas de suspensiones. Una mitad de los obreros concurrirá durante la primera quincena; la otra mitad, durante la segunda.

Son tiempos difíciles para las pequeñas y medianas industrias del país. En el caso de las firmas de García, uno de los problemas que más han afectado su actividad tiene que ver con la circulación de productos de la empresa Manaos, cuyos muy bajos precios resultaban imposible de igualar. Ahora, aquella fábrica está envuelta en serios problemas por una presunta millonaria evasión impositiva.

Kity García no tiene dudas. “Manaos ha destruido la industria nacional de las gaseosas”, enfatizó ayer y se manifestó expectante por las informaciones nacionales que se están conociendo sobre la investigaciones a la empresa que tantos dolores de cabeza le trajo.

4 horas En García y Compañía sólo habrá media jornada. En la distribuidora, a diferencia de la planta industrial, todo el plantel laboral se desempeñará el mes completo pero con menos horas. En ambos casos, el acuerdo es por seis meses.

Como parte de su estrategia de subsistencia, el miércoles se dio vía libre al preventivo de crisis para la Embotelladora Comahue y el miércoles para García y Compañía. A partir de estas definiciones, se entablaron negociaciones con los trabajadores y gremialistas a fin de encontrar una alternativa aceptable para las partes.

Ayer hubo extensas negociaciones en la sede de la Secretaría de Trabajo de Provincia. Pero, al final, se llegó a un entendimiento que se pondrá en práctica en forma inmediata y por seis meses. Se trata suspensiones en la fábrica y una reducción horaria en la distribuidora. “Por la situación que estamos pasando, yo podría haber echado empleados. Sin embargo, nunca hice esto y a mis 81 años no lo voy a hacer. Durante el gobierno de Alfonsín tuve que recortar horas para poder seguir. Y seguimos. Ahora vamos a luchar igual”, expresó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario