El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
17% Hum
LMCipolletti

Sigue la tensión en el Barrio Obrero A tras violenta trifulca

Vence mañana el plazo que dieron los vecinos para que dos familias abandonen la toma a raíz de la reciente batalla campal.

Sigue la tensión en la toma Barrio Obrero A tras la feroz batahola que se registró durante la noche del lunes al martes y que dejó como saldo varios heridos, entre ellos, uno de gravedad. Los habitantes del lugar tienen previsto concretar una asamblea mañana, a las 17, para hacer cumplir la expulsión del asentamiento de las dos familias a las que se considera responsables de los hechos de violencia.
El enfrentamiento entre pobladores alcanzó proporciones de batalla campal. Según referentes de los ocupantes, la descomunal pugna fue protagonizada por un grupo de bolivianos y peruanos que se batieron con palos, cadenas, cuchillos y armas de fuego contra la mayoría de los vecinos de la manzana 13, integrada por argentinos y familias de diversas nacionalidades.
El impulsor directo de las acciones habría sido un residente altiplánico a quien en el pasado se lo había echado de la toma por presuntos malos tratos a su mujer. El hombre regresó hace algún tiempo y el anhelo de vengarse de quienes lo habían expulsado habría motivado la terrible disputa.
 
Medidas a consideración
Así lo recordó la dirigente Lilia Calderón, quien señaló que el clima de tensión se mantiene porque el plazo concedido a las familias que propiciaron la pelea vence mañana y la asamblea organizada para la ocasión puede disponer medidas para expulsarlas en el momento mismo o cuando lo considere conveniente.
“Los vecinos querían que se fueran enseguida pero como el que provocó los hechos terminó tan grave que tuvo que ser internado en terapia intensiva, decidieron darles tiempo hasta el sábado (por mañana)”, expresó y dijo que el otro grupo familiar que deberá desalojar su vivienda e irse es el del hermano del herido.
Precisamente, Calderón ya habló con el hermano del impulsor de los acontecimientos, quien manifestó su rechazo a la decisión de sus vecinos. Más aun, se mostró dispuesto a permanecer en el lugar y acusó a la dirigencia de la toma de discriminar a los bolivianos.
La referente sostuvo que en el Barrio Obrero “no se discrimina a nadie. Nuestra comunidad se ha ido haciendo con el aporte de todos sus participantes, entre los que se cuentan paraguayos, uruguayos, chilenos y peruanos, además de la mayoría conformada por los argentinos. Aquí no se ha discriminado nunca a nadie por su nacionalidad”.
En procura de que se garantice la seguridad y la tranquilidad para todos los habitantes del asentamiento, Calderón realizó una exposición policial en la subcomisaría 79. Su preocupación es mucha por la hostilidad que existe entre los sectores enfrentados. “Hay que parar la bronca”, enfatizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario