El clima en Cipolletti

icon
Temp
73% Hum
LMCipolletti

Se consolida la nueva toma de la ciudad

Es la que está ubicada en Lisandro de la Torre, a metros de la Ruta 22. Son 30 familias que se asentaron en un predio de la familia Zoppi. Aseguran que no se irán del lugar y piden que no haya más presencia policial.

Las fuerzas de seguridad hacen guardia permanente en el terreno buscando impedir que ingresen materiales para la construcción de viviendas.

El domingo pasado se concretó una nueva toma en la ciudad, en la cual 30 familias tomaron un terreno de Zoppi ubicado en la calle Lisandro de la Torre, a metros de la Ruta 22, frente al depósito policial de autos.
Durante las 24 horas en el sector se aposta una guardia de efectivos con el objetivo principal de impedir que se ingresen materiales en el predio para poder construir cualquier tipo de vivienda.
La precariedad en el lugar es absoluta. Además de carecer de luz y agua, no cuentan con las condiciones de higiene básicas. Algunos optan por ir al baño a una estación de servicio ubicada a poca distancia, pero muchos de los que lo intentaron aseguran haber sido interceptados por las fuerzas de seguridad. “Es una clara postura de intimidación”, sostuvieron los ocupantes del terreno.
Asimismo, señalaron que por la noche encienden las sirenas de las patrullas “con el objetivo de molestar, no dejar dormir y tratar de provocar una reacción violenta de los que nos encontramos en las carpas”.
Por su parte, Maxi, uno de los jóvenes que se encuentra allí, dijo que ellos hacen responsable al Ejecutivo local, al provincial y a la jueza Sonia Martín “si sucede algún hecho de violencia o cualquier tipo de enfrentamiento con la Policía”.
La población del nuevo asentamiento está compuesta principalmente por gente joven y por una gran cantidad de chicos. La mayoría tiene trabajo pero aseguran que se les hace imposible pagar un alquiler. Al respecto, sostuvieron que no pretenden que nadie les regale nada, sino que están dispuestos a pagar los terrenos. “Pero necesitamos solucionar nuestra falta de vivienda hoy, no dentro de dos años como nos propone el Municipio”, remarcaron.
 
Vivir en la ilegalidad
Con respecto al delito de asentarse en una tierra privada, los ocupantes explicaron que saben que en principio es ilegal, pero que surge de una necesidad real y concreta. Asimismo, afirmaron que para ellos no se trata de una usurpación, “sino de una recuperación, ya que el terreno se encontraba baldío, con yuyos de dos metros, donde se produjeron varias violaciones, que pertenecen a una persona que tiene un tercio de las tierras improductivas en la ciudad, es preferible que se las utilice socialmente, para dar contención y un techo a muchos vecinos que no tenemos esa posibilidad”.
El domingo, por su parte, realizarán una venta de empanadas para poder autogestionar el comedor que funciona en el lugar, que hasta ahora se viene manteniendo con aportes solidarios de otros comedores y de vecinos de la zona. Además, para ese mismo día, están planificando realizar un festival musical.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario