Robó una bicicleta, y lo que ocurrió después sorprendió a todos

Un trabajador rural se robó una bici en Ingeniero Huergo porque llegaba tarde a su primer día de trabajo. El dueño lo persiguió y lo atrapó, pero lo que ocurrió después sorprendió a todos.

Un hombre se robó una bicicleta del patio de una casa, y lo que sucedió después terminó emocionando a todos. Tras buscar al ladrón, encontrarlo y hablar, le regaló la bici.

Un joven proveniente del norte del país ingresó ayer por la mañana al patio de una casa en Ingeniero Huergo y sustrajo una bicicleta antigua. El dueño al escuchar ruidos miró por la ventana de su habitación y vio al sujeto que ya se marchaba hacia la calle con la bici.

Te puede interesar...

El propietario de la casa salió en moto en busca del ladrón y lo alcanzó a las dos cuadras. El sujeto, al mirar hacia atrás, se chocó contra un poste de alumbrado público y cayó. Ahí el dueño de la bici lo atrapó y le dijo: "Dame una razón para que no llame a la policía y te meta preso".

El sujeto, un poco dolorido, le respondió que se dirigía a su trabajo y como llegaba tarde no le quedó otra que robar la bicicleta. El joven, que llegó para trabajar de la cosecha, había tomado esa drástica decisión porque era su primer día de trabajo, y si llegaba tarde, lo echaban.

El dueño de la bici comentó que después de charlar con el sujeto durante algunos minutos decidió regalarle la bicicleta ya que la misma era de su padre fallecido y estaba abandonada.

Consultado por qué tuvo ese gesto con el ladrón, el hombre dijo que tomó esa decisión de regalársela y de no llamar a la policía, y explicó sus fundamentos.

"Cuando tenía a mí padre vivo en una ocasión le pregunté por qué no vendía esa bici, ya que ocupaba lugar y se estaba estropeando, a lo que él me contestó: dejala ahí nomás hijo, algún día aparecerá alguien que realmente la necesite y se la regalaré. Mientras lo miraba a los ojos y escuchaba su relato que me decía que se tuvo que venir de Güemes, provincia de Salta, porque en esa ciudad no tenía oportunidades laborales. Que hace unas semanas había nacido su primera hija, que no le quedó otra opción que venir a Río Negro donde buscó trabajo durante 3 días y que se había caminado todo hasta que consiguió una changa en una chacra sobre la Ruta 22. Que tenía mucho miedo. Miedo de llegar tarde y perder su trabajo ya que el patrón le aclaró que no le gustaban las faltas ni las llegadas tardes. Que sólo le iba a dar el trabajo si era responsable. De lo contrario lo echaría".

El hombre recordó inmediatamente lo que su padre algún día le había dicho sobre la bicicleta, que "algún día llegaría alguien que realmente la necesite y se la regalaré".

Tras lo ocurrido, el joven volvió a la casa donde había robado la bicicleta, y esta vez le pidió disculpas al dueño y darle las gracias por el regalo. Gracias a eso pudo llegar a tiempo a la chacra y quedarse con el trabajo. Lo más asombroso es que tras dejarla abandonada por dos años el hombre le había puesto cubiertas nuevas para venderla la semana pasada.

Fuente: Último Momento Noticias

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario