El clima en Cipolletti

icon
-4° Temp
100% Hum
LMCipolletti José Alperovich

Condenaron a José Alperovich a 16 años de prisión y ordenaron su detención

La sentencia para el exgobernador de Tucumán y senador nacional, fue dictada por el juez Juan María Ramos Padilla.

El tres veces gobernador de Tucumán y exsenador nacional, José Alperovich, fue condenado a la pena de 16 años de prisión por abusar sexualmente de su sobrina y colaboradora. El juez Juan María Ramos Padilla ordenó su detención inmediata y su traslado a una unidad carcelaria.

El veredicto del Tribunal Oral N° 29 se conoció este martes, minutos después de las 20. El dirigente político fue juzgado por nueve hechos ocurridos entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018.

Te puede interesar...

"No voy a hacer uso de la palabra, señor juez", dijo Alperovich ante su oportunidad de testimoniar antes del fallo. A lo largo del proceso, el exsenador fue acompañado por sus cuatro hijos.

alperovich e hijos.jpg
José Alperovich acompañado de sus hijos.

José Alperovich acompañado de sus hijos.

El juicio duró casi cinco meses, y la sentencia llegó cuatro años y medio después de las denuncias por parte de la víctma. Este mediodía, Ramos Padilla pidió siete horas para deliberar y dar a conocer su decisión final, que fue una condena de 16 años de prisión.

Los hechos que se juzgaron

En octubre de 2017 la víctima, de 27 años, empezó a trabajar para Alperovich, quien dos años más tarde buscó disputarle la gobernación a Juan Manzur. El primero de los casos denunciados tuvo lugar el 14 de diciembre de ese año cuando ella junto con el -por entonces senador, se trasladan por primera vez a Buenos Aires. Terminada esa jornada ambos van al departamento del exgobernador en el barrio porteño de Puerto Madero.

Según relató la querella, Alperovich le ordenó a un colaborador hospedarse en otro departamento que él tenía lindante al que estaban él y la víctima. Luego de la cena - relató la querella- él la empezó a manosear por las partes íntimas de su cuerpo, la besó y luego que ella le dijo que “no quería”.

Mientras la abogada seguía describiendo lo que calificó como un “ataque”, Alperovich se tomaba su rostro con las manos y lloraba.

alperovich (1).jpg
El exgobernador se mostró abatido durante las audiencias.

El exgobernador se mostró abatido durante las audiencias.

La víctima “creyó que había zafado” pero el 27 de diciembre de 2017 otra vez en un viaje a Buenos Aires y en el mismo departamento se repitió otra situación. La volvió a manosear en sus partes íntimas ella estaba “horrorizada y no podía actuar”.

“Ella se encerró en el baño, se duchó y se acostó muy angustiada”, relató la abogada sobre ese segundo episodio.

Luego sucedieron otros tres hechos, el 9, 10 y 12 de febrero del 2018 y en trasladado en vehículos en el que Alperovich iba junto a ella y acompañados por algún chofer.

En marzo de 2018 ocurrieron dos hechos en distintos domicilios de Tucumán. Uno de ellos el 9 de ese mes cuando Alperovich se bajó los pantalones y la violó luego de haberla manoseado; y el otro el 12: “me volvió a violar”, citó la abogada las palabras de la víctima.

Los otros dos hechos sucedieron también en marzo y hasta “le provocó lesiones en sus zonas genitales”. “Era un avasallamiento demoledor e inesperado, no estaba para eso, no se me ocurrió verlo a José con otros ojos, no tenía que salir mal y salió todo mal”, recordó la abogada las palabras de la víctima.

Luego de los hechos, la víctima acudió primero a la entidad “mujeres por mujeres” que no le tomaron la denuncia porque le dijeron “que generalmente la víctima termina arreglando con el agresor” y luego al “observatorio de mujeres”, un organismo de Gobierno que atiende las denuncias del tipo.

Fue en ese último lugar donde le “advirtieron” que era riesgoso denunciar a Alperovich y ahí es cuando ella acudió a una psicóloga que le recomendó “negociar” con el acusado: “se le acercaron personas cercanas a Alperovich donde le ofrecieron dinero para frenar la denuncia”.

El 22 de noviembre de 2019 terminó presentando la denuncia penal y “lo primer que hizo Alperovich” fue exponerla a la denunciante.

La defensa de José Alperovich

El abogado Augusto Garrido encabeza la defensa pidió el sobreseimiento. El letrado cuestionó la estrategia de la fiscalía de usar la biografía no autorizada de José Alperovich, “Así es José”, a la que tildó como “amarillista”, que no constituye prueba, y que el uso de este tipo de argumentos está negado por la Corte Interamericana de DDHH.

Garrido también aseguró que la declaración de la denunciante “no encuadró en la característica de la estructura lógica del relato establecida en el Código Procesal en casos de abuso sexual y violencia de género”. Al respecto, señaló que la joven “usó el 70 % de las mismas palabras en su testimonio en la audiencia como en la denuncia. Podría tratarse de un relato aprendido y estudiado, sin errores”.

“Cuando fue confrontada con distintas pruebas, como mensajes de WhatsApp, y ante las consultas de la defensa, mostró incongruencias e incoherencias. También omitió contestar lo que era realmente importante. Absoluta falta de consistencia en su relato. Se trató de un relato manipulado, frío”, expresó el defensor de Alperovich.

alperovich.jpg
El exgobernador junto a su defensor Augusto Garrido.

El exgobernador junto a su defensor Augusto Garrido.

En cuanto a las inspecciones oculares que se hicieron en el departamento de José Alperovich donde habrían ocurrido dos de los nueve hechos, el defensor aseguró que “este tipo de pericias podrían ser traumáticas y una especialista que estuvo ese día dijo que vio frialdad en la supuesta víctima. No resultó espontánea y consistente”.

Sobre el supuesto intento de abuso del 14 de diciembre, comentó: “Ella dijo que sufrió un intento de ataque en el departamento de Buenos Aires. No es lógico que, si transcurrió este hecho, no decidiera irse inmediatamente, al contrario, pernoctó ahí esa misma noche con el supuesto abusador”, detalló.

“Menos lógico todavía resulta que 10 días después viajara a esta misma ciudad por iniciativa propia, con la posibilidad que pudiera ocurrir el mismo episodio. Incluso, en agosto del 2018, ella misma aseguró haber vuelto a Buenos Aires con Alperovich. Hay mensajes que fueron incorporados como prueba que lo demuestran”, puntualizó.

Por otro lado, mostró una serie de chats en donde la denunciante le pidió volver a la casa denominada como “La Martín Fierro”, donde supuestamente habrían ocurrido los abusos con acceso carnal, el hecho más grave denunciado por su sobrina, por el que está imputado el exgobernador. Y mencionó que la denunciante invitó a los custodios a los que ella acusó de haber presenciado parte de los ataques sexuales, a su cumpleaños. “Esto es absurdo”, opinó Garrido.

NOTICIA EN DESARROLLO

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario