El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti

Padres coparon el edificio escolar en Las Perlas

La toma fue en demanda de urgentes soluciones a la situación estructural del establecimiento.

Comenzó otra semana sin clases y desde la delegación del Consejo Provincial de Educación se dijo que el lugar estaba en condiciones.
 
Una abrupta agudización del  conflicto suscitado por la irregular situación en el establecimiento de Las Perlas donde funcionan la Escuela 247 y el CEM 124 se produjo en la tarde de ayer, cuando alrededor de medio centenar de padres decidieron lisa y llanamente la toma del edificio y reclamar en forma airada las soluciones que permitan el normal dictado de clases.
La sorpresiva acción se inició a poco del horario de finalización de las actividades vespertinas, sin que se registraran mayores incidentes.
Tras ocupar la escuela y cerrar el acceso, se colgaron carteles en los que se reclama a las autoridades urgentes soluciones a demandas por otras falencias estructurales en el sistema cloacal, ya que entienden que la obra ha sido finalizada pero sólo parcialmente.
Los ocupantes dijeron que iban a permanecer en el lugar, inclusive durante la noche.
Después de dos semanas sin clases, pareció que todo se había solucionado. Sin embargo, a pesar de que los maestros volvieron a las aulas, la mayoría de los alumnos no lo hicieron por decisión de sus tutores.
Las dificultades en el predio que emplean las dos instituciones son de larga data. Un pozo ciego -en el edificio hay dos- que está impermeabilizado provocaba olores nauseabundos cuando se saturaba. Esta situación se daba a diario, principalmente en horario nocturno.
Como consecuencia, las clases en el CEM 124 debieron suspenderse en reiteradas ocasiones. A eso le siguieron varios reclamos y la promesa desde la Delegación escolar de realizar una obra provisoria hasta tanto se ponga en marcha la definitiva.
La construcción del drenaje temporal se demoró y finalmente se terminó la semana pasada, pero a tenor de los padres, ello es insuficiente.
En ese contexto, el cuerpo docente de cada institución decidió retornar a clases, pero un grupo de padres se opuso, haciendo efectiva ayer su amenaza de no enviar a los niños a la escuela, hasta tanto no se realice una obra similar con el segundo pozo. Esta actitud derivó en aulas vacías, y reclamos en la Delegación. Marta Ríos, responsable respondió por carta las solicitudes de los padres.
En diálogo con La Mañana Cipolletti, la delegada indicó que el establecimiento estaba en condiciones para funcionar  y que no entablaría contacto con los padres “porque se están negando a enviar a sus hijos a la escuela y politizan la situación”.
Ríos también señaló que la promesa de crear un drenaje provisorio se había cumplido, que el retraso estuvo vinculado a los “hechos conocidos por todos” y que había conseguido prestada una retroexcavadora del Consorcio de Regantes.

Dejá tu comentario