"Nos alegra saber que podemos ser competitivos"

Saldo positivo para Rubio en el debut de Cipo en el básquet nacional.

Sofía Ibáñez

ibanezs@lmneuquen.com.ar

El Club Cipolletti terminó el 2017 con un récord de cinco victorias y seis caídas –con un partido de local postergado- y sexto en la división Patagonia del Torneo Federal de básquet. En su primer desafío a nivel nacional, el saldo es positivo para el Albinegro.

“La evaluación que se hace es buena, estamos bien dentro de lo que son los resultados. Nosotros a principios de año dijimos que era un torneo para hacer pie en la categoría y creo que estamos siendo competitivos, estamos en mitad de tabla y la verdad es que estamos contentos con los resultados”, analizó Maximiliano Rubio, el entrenador de Cipo.

Te puede interesar...

De los cuatro partidos que jugó de local, sobre once disputados, el Albinegro demostró tener una localía fuerte. Ganó tres y la derrota fue frente a Sol de Mayo, que se definió en tiempo extra. Además logró dos triunfos como visitante, en La Caldera ante Independiente y en Viedma ante Villa Congreso.

Rubio no pudo contar con Sebastián Farías en casi todo el 2017. El capitán se lesionó en el último amistoso de pretemporada y estuvo frente al Rojo en el arranque, pero luego decidieron pararlo para que la recuperación sea efectiva. Por el cupo del escolta, se sumó al plantel Francisco Hoffmann, otro deportista con ruedo. “Es jugador de experiencia, que maneja bien los tiempos de juego, las pausas, y es un líder defensivo que a nosotros nos ha venido bien”, aseguró el DT sobre el refuerzo.

Antes del cierre de año, el que dejó el equipo por cuestiones laborales fue Francisco Desimoni. El ala pivot se despidió con una victoria en la capital rionegrina. “Estaba hablado desde un principio. Hizo un esfuerzo muy grande para poder jugar con nosotros y estamos agradecidos con él”, indicó el técnico. Y según lo planificado, con el cupo que dejó el interno, el capitán volvió para cerrar el año (ver aparte).

El plantel albinegro quedó licenciado hasta el 9 de enero y volverá a jugar el 26, de local frente a Jorge Newbery. En lo que va de la temporada, el equipo tuvo que ir cambiando de escenarios para entrenar, sin poder contar con el Estadio Municipal, donde hace de local, como hubiese querido. “Creemos que, en un principio, en enero vamos a tener mayor disponibilidad. Por ahí es lo que necesitamos, entrenar en el lugar donde jugamos. Estaba en conversación”, contó Rubio.

“Nos alegra saber que podemos ser competitivos y creemos que podemos mejorar en el juego y ganar más partidos de los que venimos ganando”, cerró el DT.

Recuperará a su capitán

Sebastián Farías se recuperó de un grave esguince de tobillo y volvió en el último partido del año de Cipolletti frente a Pérfora en Plaza Huincul. El escolta sumó minutos de juego y Maximiliano Rubio lo quiere recuperar para lo que resta de la temporada.

“Lo vi bien a Farías, nos va a dar muchísimo. Le falta básquet, obviamente, estuvo mucho tiempo parado y le faltan partidos”, contó el entrenador albinegro. “Ya venía con buena calidad de entrenamientos, pero no es lo mismo que jugar, así que le falta agarrar ese ritmo de juego, pero ahora vamos a tener ese tiempo. Está bien, contento, bien de la lesión, no tiene dolor y eso es importante”, destacó Rubio.

Godoy: “No pensé que la zona podía resultar tan pareja”

“Cuando arrancó el Federal, no pensé que la zona podía resultar tan pareja. Es muy competitiva y estamos todos ahí. Todavía nada está dicho”, expresó Sebastián Godoy Vega, ala pivot albinegro, ya en su ciudad de origen, Paraná.

“La evaluación que hacemos todos es buena. Al terminar con el 5/6, con un partido menos, es un récord bueno, porque el equipo es nuevo y Cipo es la primera vez que juega. Nos quedamos con alguna espina, como contra Sol de Mayo y Jorge Newbery, que no pudimos ganar”, analizó.

Para el interno, Cipo logró ser competitivo en su primera experiencia nacional. “El único partido que sentí que no fuimos competitivos fue contra Villa Mitre, que es un equipazo. Con los otros estoy seguro de que podemos ganar o perder contra cualquiera”, dijo.

Godoy Vega contó que la adaptación a Cipo fue más rápida de lo que esperaba. “Fue perfecta, siempre me cuesta unos dos meses, pero esta vez fue al toque. Capaz que por el técnico, que lo conocía y también a los chicos, de jugar en contra. El club es futbolero, se siente eso, y yo diría que es un club de primera”, indicó.

El entrerriano es uno de los valores del equipo de Rubio. “Para el 2018 queremos seguir siendo competitivos, terminar lo más arriba posible, cosa que en playoffs podamos tener alguna localía, conocernos un poquito más como equipo y seguir aprendiendo. El día a día nuestro es excelente, yo creo que es una cuestión de tiempo”, dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario