Multan a empresa de celulares a pagar $70 mil a dos usuarios

La Justicia cipoleña condenó a Claro a pagarles $70 mil a dos usuarios.

Un hombre y una mujer denunciaron a la empresa de telefonía celular Claro y la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de Cipolletti falló a su favor. En ambos casos, confirmó las multas de 70 mil pesos que aplicó la Dirección de Comercio e Industria de Río Negro por infracción a la Ley de Defensa del Consumidor.

Para la Justicia cipoleña, la empresa tuvo una conducta desaprensiva y desestimó así los recursos de apelación que había presentado para evitar las abultadas multas. En uno de los casos, la Cámara entendió que Claro no había informado al usuario -con domicilio en Catriel- en forma veraz, detallada, eficaz, suficiente sobre el real alcance del servicio (internet móvil 3G) antes de su contratación. Además, advirtió que la firma había proporcionado información errónea respecto de los derechos y procedimientos que tenía el cliente para dar de baja los servicios adquiridos, y no respondió a los reclamos que efectuó este.

Se imputó a la empresa por el artículo 19 de la Ley de Defensa del Consumidor, debido a su falta de cumplimiento efectivo del servicio contratado, al no otorgar la baja del producto oportunamente requerido por el denunciante, al emitir los cobros por servicios no prestados y percibir las sumas correspondientes a tales conceptos.

El otro caso en análisis surgió cuando una clienta cipoleña se presentó ante la oficina municipal de Información al Consumidor y denunció las vicisitudes originadas con su línea telefónica, que fue activada en enero de 2011. Denunció que la empresa no había respetado los términos económicos y contractuales de la oferta.

En esa instancia, la compañía realizó una propuesta conciliatoria que consistía en la cancelación de la línea sin trámites previos, acreditando los costos de activación por un importe de $220 más impuestos. En tanto, la clienta tenía que abonar los costos de subsidio remanente por un importe de $200,37, más impuestos.

En noviembre de 2011, la mujer denunció el incumplimiento del acuerdo y afirmó que la empresa continuó facturándole durante meses un servicio pese a la baja de la línea. Para colmo, la compañía telefónica le remitió a la cipoleña una intimación de pago, a través de un estudio de cobranzas, amenazándola con iniciarle acciones legales si no cumplía.

Frente a esta situación, la mujer recurrió nuevamente a la oficina municipal de Información al Consumidor, que tuvo por incumplido el acuerdo y derivó las actuaciones a una instancia superior, donde la Dirección provincial de Comercio e Industria determinó la multa de $70 mil, tal como lo hizo en el caso anterior.

Pidieron que les bajen el monto

Cuando Claro apeló las penalidades, consideró que el monto de las multas que tenía que pagar era excesivo. Sin embargo, la Cámara Civil de Cipolletti -integrada por los jueces Emilce Álvarez, Marcelo Gutiérrez y María Alicia Favot- opinó lo contrario. Puso de relieve el perjuicio generado y la posición en el mercado del infractor. No pasó por alto que ya tuviese antecedentes por casos similares y le cuestionó la falta de interés en la resolución de los problemas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario