Matías Sosa está de 10 y Cipo necesita retenerlo

El mediocampista sigue sin definir su futuro y el Albinegro lo pierde a fin de año.

Cipolletti recuperó al mejor, Matías Sosa, y ahora que lo tiene ¿lo dejará partir? La jugada por la retención del 10 a principios de temporada asumía un riesgo que se pone de manifiesto ahora y que pretende evitar un hueco difícil de cubrir a partir del primer día del 2017, cuando finalice su contrato profesional con el Albinegro.

Clave desde hace cuatro partidos, el enganche se hizo cargo en el momento más caliente del año de las riendas del equipo y ahora espera el llamado formal de la institución para definir su futuro.

“Yo estoy tranquilo, creo que lo más lógico es esperar el llamado de los dirigentes y sentarnos a hablar”, resumió el neuquino con la certeza de que propuestas laborales no le faltarán para el próximo año.

En la segunda división de Brasil dejó una buena impresión. Afectado por el virus del dengue debió volver a la Argentina a los pocos meses, pero las fechas en que se mostró en la primera del América alcanzaron para captar el interés de algunos agentes que le abrirían las puertas nuevamente en esa categoría.

La futura negociación no será sencilla para nadie porque Sosa no lo es tampoco al momento de hablar sobre su futuro. En plena competencia y con tres partidos a la semana, Santiago Caldiero y los principales dirigentes no quieren desviar la atención de nadie en el vestuario que comanda Henry Homann, pero la situación lo amerita.

“Estamos haciendo las cosas bien y el momento del equipo a uno lo entusiasma, pero creo que lo más lógico es que me llamen y comencemos a negociar. Por ahora sólo resta jugar, sumar puntos y terminar de abrochar la clasificación que viene encaminada, pero no está asegurada”, gambeteó la consulta.

Apenas 24 años

En febrero, el mediocampista ofensivo cumplirá 25 años. Esta temporada le costó meterse entre los once porque se hizo demasiada larga la novela por su continuidad después de haber emigrado a préstamo por seis meses, se le cortó la pretemporada.

Homann lo imaginó de 9, como segunda punta, pero terminó cambiando el esquema que más le gusta para respetarlo como hombre libre de la mitad de la cancha.

“Siento confianza para jugar y tengo libertad para hacerlo. Arranqué más de punta, es cierto, pero mi posición natural es esta”, dijo respecto de lo que ha sido su segundo semestre del 2016 en Cipo.

Como el reglamento sólo permite hacer dos incorporaciones, muchos hinchas comienzan a pedir su deseo de Navidad: la renovación de Matías Sosa.

La clasificación

Los dos caminos posibles para pasar de fase

Para cerrar la clasificación en el Federal A, Cipolletti no tiene que ver solamente lo que pasa en su grupo.

El reglamento establece boletos para luchar el ascenso a los dos mejores de cada zona más tres de los mejores terceros en los pentagonales.

Con los 22 puntos, el Albinegro logró sacarle 6 a Unión Aconquija de Catamarca, que es el cuarto mejor tercero rankeado hasta el momento.

Con cuatro partidos por delante, la ventaja para los rionegrinos es amplia y les permite entusiasmarse con llegar al primer objetivo de meterse entre los 18 que irán por el ascenso.

"Lo más lógico es esperar el llamado del club y sentarnos a negociar. Yo estoy muy tranquilo y me siento con confianza”. Matías Sosa Al 10 se le vence el contrato.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario