Las tomas protestaron en el Municipio

Exigieron precios más bajos para la garrafa social y que les provean leña cuanto antes, porque el frío ya se está haciendo sentir con crudeza.

Vecinos de diferentes asentamientos irregulares de Cipolletti se movilizaron ayer por las calles de la ciudad para rechazar el tarifazo y pedir una baja del precio de la garrafa social y la inmediata entrega de leña.

Es que el frío, si bien se demoró en llegar respecto de otras temporadas, ya se está haciendo sentir, sobre todo en las tomas, donde no cuentan con gas de red. Además, se trata en su mayoría de viviendas precarias, donde también hay escasez de abrigos y combatir las bajas temperaturas se vuelve imposible sin plata.

La concentración tuvo lugar alrededor de las 10 en la plaza San Martín, desde donde se movilizaron hasta las puertas del Municipio. Allí, al ritmo de bombos y redoblantes, protestaron un largo rato agitando banderas. Obviamente también se cortó el tránsito vehicular por calle Yrigoyen, mientras exigían las presencia del intendente Aníbal Tortoriello.

Sin embargo, el que bajó fue el secretario de Gobierno del Municipio, Bruno Bordignon, quien dialogó con los manifestantes, encabezados por Lila Calderón. La dirigente social lo puso en autos sobre el motivo de la protesta y le contó, además, cuál es la realidad que viven miles de cipoleños a diario en las populosas barriadas de la periferia de la ciudad. El funcionario estuvo acompañado Aldo Ariel Mildemberg, titular del área de Seguridad Ciudadana, quien se quedó unos pasos atrás escuchando los planteos.

Calderón, referente del Barrio Obrero y de la organización Foro por la Tierra y la Vivienda, explicó: “En los asentamientos necesitamos la garrafa social a precios accesibles para los vecinos, y no lo que están cobrando hoy. También necesitamos la entrega de la leña de forma urgente. El tarifazo de (Mauricio) Macri está ahogando a los más pobres, a los sectores populares. Por eso venimos a reclamar”.

La dirigente social recordó que en Cipolletti “más del 20 por ciento de los ciudadanos vive en asentamientos informales”. Esto muestra a las claras que el problema afecta a una gran cantidad de vecinos.

Desde el Municipio tomaron nota de los planteos realizados y recordaron que ya se puso en marcha el plan calor, con el que proveerán de leña a alrededor de 3000 familias. Esta iniciativa es para los vecinos solamente un paliativo, ya que no cambia en nada la realidad.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario