Las Ovejas: una cacería plagada de dificultades

Desgarradores relatos del hombre que vio morir a Karina y Valentina, de la mujer que les alquilaba la casa y de la ex del femicida.Intensifican la búsqueda del femicida Muñoz en la frontera.

Guillermo Elía / Claudio Espinoza

policiales@lmneuquen.com.ar

Las ovejas. La tranquilidad del paraje de Las Ovejas se fracturó con el doble femicidio cometido por Lorenzo Muñoz, quien el jueves al mediodía asesinó a puñaladas a Karina Apablaza y a la hija de ella de 11 años, Valentina. Ayer fueron despedidos sus restos en Cutral Co, en medio de lágrimas y reclamos de justicia.

En Las Ovejas, el paisaje cordillerano se tiñó de sangre y una intensa cacería que lleva adelante la Policía por cielo y tierra, y que va desde la zona de frontera hasta un par de viviendas que se chequearon sin suerte ayer en Plottier, donde viven familiares de Muñoz.

Ayer desembarcaron más motos y más personal policial y ya son 70 los efectivos afectados a las tareas de rastrillaje por la zona de la laguna de Epulafquen, el bosque de pinos de Corfone y todo el sector fronterizo. En total, son cinco mil kilómetros cuadrados de cordillera y 5 mil hectáreas de pinares los que deben rastrillar con una dificultad: Muñoz conoce a la perfección todo el territorio.

“Es muy complicado porque, además de los familiares que lo podrían estar ayudando, hay sectores donde hay cavernas en las que se podría ocultar y vos pasás por al lado y ni siquiera te das cuenta”, confió un pesquisa a este medio.

El comisario general José Cuadrado reveló que con perros han seguido el rastro de Muñoz hasta unos cinco o seis kilómetros “pero se pierde en la zona de los puestos”. Las adversidades del territorio parecen ser infinitas.

Ayer al mediodía todo fue vértigo. Surgió el dato de que el femicida podría estar en la zona de Varvarco, por lo que despegó el helicóptero y se desplazaron grupos por toda la zona para cercarlo. Finalmente, cuando llegaron al puesto del que se sospechaba, sólo había una moto con la llave puesta y el criancero unos cientos de metros más adelante, por lo que el primer dato firme que tenían los investigadores después de 48 horas de búsqueda se echó por tierra.

En Barrancas y Plottier también hubo verificaciones sin suerte, por lo que continúan los rastrillajes, pero ya el esfuerzo se comienza a sentir a tal punto que se realizan los trámites para que Interpol dispare la búsqueda internacional por las dudas de que haya cruzado a Chile.

La hipótesis no es descabellada porque la frontera en esta zona es baja y está a unos 35 kilómetros de Las Ovejas y un conocedor como Muñoz tranquilamente podría haber emprendido la fuga para el vecino país.

A pesar de eso, los investigadores no dejan de ser optimistas, siguen presumiendo que puede estar en las inmediaciones, pero de ser así contaría con apoyo, aunque después de verificar varios puestos, el humor para con Muñoz no es el mejor. “Parece que no lo quieren mucho, pero bueno no podemos descartar nada”, aseveró otro integrante de la cacería del femicida.

En paralelo, varios vecinos les dijeron a los pesquisas que chequearan en el puesto de un amigo de Muñoz, pero todavía no había novedades.

Mientras tanto, en el pueblo todo es silencio y dolor. El shock de la terrible tragedia y la invasión policial los ha replegado a todos en sus viviendas a la espera de una única novedad: la captura del femicida Lorenzo Muñoz.

30 puestos fueron verificados en busca de Lorenzo Muñoz a lo largo de 55 horas.

LEÉ MÁS

Las Ovejas: suman refuerzos al operativo para dar con el femicida Lorenzo Muñoz

Marcharán en Neuquén por el doble femicidio de Karina y Valentina en Las Ovejas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario