Pedro Pesatti volvió a reafirmar su oposición a la instalación de la usina nuclear en Sierra Grande y reiteró la vigencia de la ley que prohíbe en Río Negro la radicación de plantas de alta potencia. Lo hizo en medio de una campaña de ambientalistas a nivel provincial y a la espera de que Cambiemos presente su ofensiva judicial para avanzar con el proyecto.

“Seré un celoso custodio” de la ley votada por la Legislatura, dijo a la prensa el vicegobernado al ser consultado en Las Grutas ante la insistencia del gobierno nacional y la Municipalidad de Sierra Grande, de llevar adelante este proyecto a pesar de la prohibición vigente.

Pesatti destacó que la Nación debe respetar la legislación rionegrina antinuclear y hasta se sacó una foto con una bandera que dice: “Con la ley 5227 decimos no a la central nuclear”.

En tanto, el gobierno nacional y la Muni de Sierra Grande continúan trabajando en la estrategia que permita avanzar en la radicación de la usina nuclear, por el momento con el argumento del “conflicto de intereses” entre la ley provincial y la facultad en materia nuclear que compete al gobierno nacional y, a su vez, el respeto a la autonomía municipal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario